thumbnail Hola,

Sergio Busquets: No vamos a cambiar nuestro estilo para nada

El mediocentro español habló sobre las consecuencias del empate ante Italia y considera que España no solo debe seguir esa misma línea de juego, sino crecer en esa idea.

Un resultado tibio, aunque sin sensaciones tan amargas como para tomar decisiones drásticas. Esa es la lectura que hace Sergio Busquets sobre lo sucedido en el estreno de España en la Eurocopa 2012 el pasado domingo ante Italia. El mediocentro admite que “Es un resultado que se podía dar perfectamente” pero que “España no cambiará para nada su estilo de juego a raíz de esto”. Es más, asegura que la postura a tomar debe ser la de confiar como siempre en sus potencialidades y buscar los éxitos con la receta que les llevó hasta lo más alto.

"Todo el mundo entendemos que las decisiones que toma el seleccionador son para ganar partidos y porque considera que es lo mejor. Acumulamos mucha gente en el centro del campo porque nuestro juego se basa en tener el balón y en el juego de toque. Llevamos cuatro años así. Nuestro estilo no lo vamos a cambiar por nada”, valoró, dejando claro que la Roja tiene unas premisas y no las va a dejar a un lado.

Pese a todo, insistió en que el rival del debut era una campeona de todo y una de las selecciones referentes mundiales: "Es un resultado que se podía dar perfectamente. Delante teníamos a una gran selección como Italia y ese primer partido del grupo siempre es difícil. Tuvimos nuestras ocasiones, acabamos dominando, pero al no ganar siempre aparecen debates. Ahora lo importante es Irlanda y sacar los tres puntos", aseguró con confianza.

Ante los irlandeses, la dinámica será la misma pero ahora “la paciencia será clave” pues “si Irlanda se encierra atrás, tendremos que circular bien el balón y lo importante es mantener nuestro estilo". El catalán ampliaba que "si debemos jugar con doble pivote o no contra Irlanda debe decidirlo el entrenador pero lo importante es el bien del equipo y a lo que el equipo está acostumbrado".

Algo que será más difícil con el terreno de juego seco, algo que ya valoraron tras el duelo del domingo y que para Busquets es negativo, pues sí incide en la selección española: "El césped nos afectó negativamente. No estaba regado y, por lo tanto, muy lento, lo que perjudica a nuestro estilo de juego. Está claro que Italia quiere jugar sus cartas, pero ahí es la UEFA quien debe marcar las pautas para favorecer el espectáculo. No se trata de ninguna excusa, es lo que es, y aunque los dos equipos jueguen sobre el mismo césped afecta más a uno que a otro”, explicó.

Sobre las expectativas de la Selección, fue tajante pues cree que “volver a ser campeones de Europa no va a ser fácil” ya que “hay muy buenos equipos y nos lo van a poner difícil”, por lo que “pese a que es normal que haya euforia entre la afición, nosotros tenemos que estar centrados y pensar partido a partido".

Artículos relacionados