thumbnail Hola,

El jugador del Bayern de Múnich sumó ayer el Mundialito de Clubes a su lista de títulos y sigue peleando por el Balón de Oro

Franck Ribery y su equipo, el Bayern de Múnich, no se cansan de ganar. Ayer vencieron por 2-0 al Raja Casablanca y se proclamaron Campeones de la Copa del Mundo de clubes cerrando así un año inolvidable para el club alemán. "Ha sido un año extraordinario, para el club, la afición y para mí. Batimos todos los registros. Disfrutamos mucho dentro y fuera del terreno de juego", admitió.

Tras esta gran temporada, el atacante francés es considerado uno de los grandes favoritos para ganar el Balón de Oro y él no oculta su satisfacción. "Me he esforzado mucho. Creo que merecía el premio de Mejor Jugador de Europa de la UEFA. Me haría muy feliz ganar el Balón de Oro. Sería bueno para mí y mi familia. Me parece extraordinario pelearlo con Ronaldo y Messi. He dado lo mejor de mí y ha sido el mejor año de mi carrera", dijo sobre el galardón en su entrevista a Telefoot.

La lucha por el premio no está exenta de polémica e incluso se amplió el plazo de votación, algo que no preocupa al "7". “Me dije a mí mismo <<¿Por qué? El año en el año en el que estoy nominado>>. Pero hay que tomarlo con una sonrisa”, comentó restando importancia, al igual que hizo con las palbras de su compañero Robben. "Todo el mundo puede dar a su opinión, no hay problema", zanjó.

Ribery quiere cerrar su temporada con un buen papel en la Copa del Mundo que disputará con Francia y se muestra ilusionado con el torneo. "Queremos llegar lejos, lo más lejos posible, y para ganarla. En 2006, estuvimos muy cerca de ganar. Nunca imaginé jugar tres copas del mundo”, finalizó.


Artículos relacionados