thumbnail Hola,

Tanto el jugador brasileño como el portero colombiano piensan que el estado del césped tuvo parte de la culpa en el error del futbolista del Santos

La culpa fue del campo. Ese es el consenso general para el desastre Neymar en su intento de ejecutar el penalti en el empate 1-1 entre Brasil y Colombia, amistoso disputado este miércoles.

Neymar anotó el 1-1 en el amistoso internacional antes de intentar ejecutar el penal. Un balón que se elevó sobre las gradas del estadio de MetLife en Nueva Jersey. Kaká culpó al pobre estado del césped.

"Sí, el campo era difícil, porque la hierba se separaba con facilidad", dijo Kaká. "Ustedes lo vieron durante el penalti. No era un campo perfecto, pero no quiero a quejarme al respecto", dijo.

David Ospina fue el portero que se quedó mirando a Neymar. Agradeció a su suerte que el delantero del Santos errara: "El campo estaba complicado", dijo Ospina. "La pelota rebotó de manera diferente y la misma hierba se desprendía de la superficie con facilidad. Pero estaba así para ambos equipos", comentó.

"Para lanzamiento, había elegido un lado, pero le dio una patada muy alta. Creo que la hierba jugó un papel en el disparo", relató.









Artículos relacionados