thumbnail Hola,

El seleccionador checo se siente confiado ante el último partido del grupo que les enfrentará a Polonia. Se muestra orgulloso de la juventud de la plantilla y el nivel ofrecido

Los checos tendrán una dura pugna con los coanfitriones por ser el equipo que mas aficionados tiene en las gradas. Los checos acudirán en masa para presenciar este partido dada la cercanía entre la frontera checa y polaca. Este encuentro decidirá qué equipos superan el Grupo A de la Eurocopa. Cualquiera de los cuatro equipos que se alce con la victoria, se clasificará para la siguiente ronda.

El entrenador checo Michal Bilek quiso comentar que "Estábamos bajo mucha presión tras el partido ante Rusia. No jugamos bien, y sabíamos que seríamos eliminados si perdíamos ante Grecia. Estoy muy satisfecho de que hiciéramos un buen partido. La primera parte fue muy buena y marcamos dos goles. Si no hubiéramos cometido ese error en la segunda mitad cuando los griegos hicieron el 2-1, habríamos controlado el choque hasta el final. En la segunda parte pasamos algunos nervios. Sin embargo, jugamos muy bien, al menos en la primera parte, y estamos felices con los tres puntos."

Una de las decisiones mas rebatidas en dicha victoria, fue la de sustituir a Tomas Rosicky al inicio de la segunda mitad. En el momento no se supo si fue porque veía el partido ganado con  el 2-0 al descanso, o por una leve lesión del mediapunta del Arsenal. Si algo tiene claro Bilek es que "Tomáš es nuestro jugador clave. El equipo tiene más confianza con él, porque puede y sabe liderar al equipo. Es un gran mediapunta. Es bueno haciendo jugar a otros jugadores y también con la posesión del balón. Sería difícil jugar sin él, pero las lesiones son parte del juego, y si no puede jugar, tendremos que sustituirle."

Si por algo se destaca la selección checa, es por la generación tan joven de jugadores de la que dispone. Estos jugadores son todavía muy jóvenes pero ya dan muestra de la calidad que atesoran y el descaro mostrado sobre el terreno de juego ante Grecia, habla muy bien sobre lo que puede ser esta generación. "Estoy muy feliz de que el equipo estuviera listo para el final de la fase de clasificación, porque hubo un cierto cambio generacional. Estábamos buscando el equipo para los próximos dos años, y lo encontramos al final de la fase de clasificación. Estoy satisfecho de que el equipo consiguiera la clasificación para la Euro. Tenemos un montón de jugadores nuevos, encajan en el equipo y es algo bueno para nuestro fútbol."

La República Checa se enfrenta este sábado a Polonia. Es un equipo que todavía no ha ganado ninguno de sus partidos pero que aún así, ha dejado buenas muestras del potencial que posee con hombres muy ofensivos como Lewandowsky, Pisczcek o Blaszczikowsky. Bilek es consciente de ello y manifiesta que "Han empatado dos veces y creo que no van a ganar el tercer partido tampoco. Es un equipo con buenos jugadores, sobre todo los procedentes del Borussia Dortmund. No sabemos todavía si un empate es bueno para nosotros. También depende del encuentro entre Rusia y Grecia. Si los griegos ganan, tendrán la oportunidad llegar a los cuartos de final. Estamos listos para este partido. Espero que podamos ganar este encuentro como lo hicimos ante la selección griega.

Relacionados