thumbnail Hola,

Ribéry y Benzema también cuajaron un buen partido, pero fue el mediapunta del Manchester City quien acaparó todo el protagonismo

ANÁLISIS

La selección francesa no ha podido debutar con una victoria en esta Euro 2012. El equipo que dirige Laurent Blanc no estuvo tan fresco como en otras ocasiones y finalmente sólo ha podido conseguir un empate ante una sólida Inglaterra.

Sorprendió la alineación inicial de Blanc, que salió con tres mediocentros cuando normalmente suele jugar con dos, pero la lesión de M´Vila ha provocado que el entrenador galo tenga que cambiar su idea de juego.

En un partido intenso, quizás pesó demasiado el miedo a perder de los dos equipos, miedo infundado por las malas participaciones de ambas selecciones en los últimos campeonatos, que al final ha provocado que los dos equipos se conformasen con el empate.

Los franceses, intentaron dominar el encuentro desde el principio, pero en frente se encontraron a una Inglaterra muy bien posicionada y que ha dado un paso al frente en su juego con respecto a la fase de clasificación.

Al principio del encuentro, Ribéry intentó echarse a la espalda al equipo, intentando desbordar por la banda, pero estaba muy bien marcado. Por su parte, el lateral derecho Debuchy, también hizo una gran primera mitad sumándose al ataque y creando buenas ocasiones de peligro.

En cuanto al jugador madridista Karim Benzema, estuvo algo desaparecido en la primera parte, aunque luego en la segunda fue el mejor del equipo, creando varias ocasiones de gol.

Sin embargo, el jugador que iba a resultar fundamental para Francia era Samir Nasri ya que iba a conseguir empatar el partido gracias a un buen disparo desde fuera del área que consiguió batir al meta del City Joe Hart, en el minuto 38. Diez minutos antes, Lescott había conseguido batir a Lloris con un gran cabezazo tras un buen centro de Steven Gerrard.

En la celebración del gol, Nasri mandó callar a los aficionados ingleses, aunque su gesto también puede ir dirigido a las críticas que ha recibido en su país recientemente por ser un jugador bastante irregular.

En la segunda mitad, se pudo ver un partido trabado. A Francia le faltaba ritmo e Inglaterra no creaba mucho peligro. Benzema fue el más activo de "Les Bleus" en esta segunda mitad y estuvo a punto de batir a Hart en un par de ocasiones con dos buenos disparos desde fuera del área.

Con el partido algo parado, Blanc intentó dar mas ritmo al equipo sacando a Ben Arfa y a Martin por Cabaye y Malouda respectivamente, pero corría ya el minuto 80 y los cambios tuvieron poco efecto en el juego de los galos.

Así pues, el partido terminó con empate a uno y ahora, los franceses se jugarán la clasificación contra Ucrania y Suecia. El próximo partido será ante los anfitriones, Ucrania, el Viernes 15 a las 18:00h.

Artículos relacionados