Cristiano Ronaldo: La maldición de los penaltis. ¿Repetirá con Portugal?

El portugués, todo un seguro desde el punto fatídico, es superado por la presión cuando el lanzamiento llega en un momento importante
Cristiano Ronaldo es la máxima esperanza para la Selección de Portugal de cara a la próxima Euro 2012. El conjunto luso no tendrá tarea fácil en superar la primera fase, ya que ha quedado encuadrada en el denominado grupo de la muerte junto a Alemania, Holanda y Dinamarca.

En el caso de lograr el pase a cuartos de final, no es nada descabellado pensar en que el de Madeira se tenga que volver a enfrentar al que ha sido su talón de Aquiles estos últimos años: un partido importante donde acapare todas las miradas y, sobretodo, la responsabilidad de tener que lanzar un penalti decisivo para el devenir de su equipo.

Tanto en su etapa en el Manchester United como estas últimas tres temporadas en el Real Madrid ha sido el auténtico dueño del balón cuando el árbitro decretaba la pena máxima. En la competición doméstica siempre ha sido un seguro, llegando a la impresionante cifra de 21 penaltis consecutivos marcados en una etapa en el conjunto blanco.

Cuando Ronaldo ha tenido la responsabilidad de tirar un penalti a vida o muerte, ya sea en tanda de desempate o dentro del tiempo de partido en una eliminatoria, el pulso del portugués ha temblado.

Primero fue en Champions League. El Manchester acudía al Camp Nou en la ida de las semifinales del torneo europeo en 2008 y en la primera parte, con 0-0 en el marcador, Cristiano dispuso de un penalti para darle ventaja a los ingleses. El luso mandó el balón a la izquierda de Valdés buscando la escuadra, pero se fue ligeramente desviado.

Ese mismo año, en la final de la Copa de Europa, el Manchester y el Chelsea se juegan el título en la tanda de penaltis. El tercer lanzamiento de los “diablos rojos” lo ejecuta Cristiano Ronaldo, buscando la derecha del checo Petr Cech. El guardameta del Chelsea acierta la intención del luso y detiene el penalti con una espectacular palomita.

Hace pocas fechas, ya jugando en el Real Madrid y nuevamente en semifinales de Champions, Cristiano tuvo una nueva pelea ante esta situación. El Bayern de Munich tenía un 2-1 de ventaja conseguida en tierras alemanas y en la primera parte, el colegiado decretó un penalti a favor del conjunto blanco. El luso amarró el balón y con un disparo certero batió a Neuer. El destino quiso que el pase a la gran final se decidiera en tanda de penalti. Esta vez, en el primer lanzamiento, Ronaldo buscó el palo derecho con un disparo raso, pero el portero alemán adivinó la trayectoria y detuvo el penalti.

Además, en este final de temporada ha tenido otros lanzamientos desde esa distancia: En San Mamés, día en el que el Real Madrid gana su 32ª Liga Española, donde Gorka Iraizoz detiene un flojo disparo del madridista al centro de la portería. En Granada, donde anota con un tiro raso a la izquierda de Julio César y hace unos días con Portugal ante Turquía, donde Ronaldo marra la ocasión buscando de nuevo el palo izquierdo.

Nadie duda de la efectividad de Cristiano Ronaldo desde los 11 metros, pero con los precedentes de los disparos en citas importantes y las dudas que ha generado en las últimas fechas por sus fallos, seguro que el luso duda en el próximo lanzamiento que disponga desde el punto fatídico. La Euro 2012 dictará sentencia.