thumbnail Hola,

Ucrania es una de las cenicientas del torneo, condición que intentará modificar con la baza de jugar en casa con el apoyo de su afición. Sueñan con dar la sorpresa

La selección de Ucrania parte como co-anfitriona del torneo. No es ni de lejos una de las favoritas, pero el jugar en casa con el apoyo de su afición la convierte en un rival a tratar con el máximo respeto. Encuadrada en el grupo D junto con Inglaterra, Francia y Suecia, parte con escasas opciones de clasificarse.

Esta será su primera participación en una Eurocopa. Clasificada automáticamente tras ser nombrada organizadora en 2007, Ucrania no ha sabido armar un buen proyecto deportivo, no clasificándose para la Eurocopa en 2008 ni para el Mundial en 2010. Su juego genera muchas dudas y prueba de ello es el cambio de técnico hasta en tres ocasiones en tan sólo dos años.

Su actual técnico es Oleg Blokhin. Él fue quien guió a Ucrania hasta los cuartos de final del Mundial de Alemania en 2006. Es una voz autorizada en su país y nadie discute su cargo. Entre los aciertos del seleccionador ha estado el rejuvenecimiento de la plantilla, apostando por los jóvenes jugadores que hicieron campeona sub 19 a Ucrania en 2009.  El hecho de no jugar ronda previa le ha dado la oportunidad de hacer multitud de probaturas, pero todavía sigue sin un esquema fijo, con dudas entre el 4-2-3-1 y el 4-4-2, siendo el primero el que más opciones tiene de ser el dibujo de esta selección ucraniana.

En cuanto a la lista de convocados, el mayor problema ha venido en la portería. El guardameta llamado a ser titular, Shovkovsky, se lesionó el hombro y tuvo que pasar por el quirófano, no pudiendo ser convocado para el torneo. El que podía ser su sustituto, Dykan, sufrió unos duros golpes en la cabeza al chocar fortuitamente con el ex sevillista Kerzhakov, no pudiendo tampoco estar en esta Eurocopa. A estas dos bajas hay que unir la de Rybka, sancionado con dos años por ingerir un diurético prohibido. Ante esta tesitura Ucrania cuenta con tres porteros con escasa experiencia internacional, donde Pyatov, del Shaktar Donetsk, parece que será el meta titular.

En la defensa destaca la ausencia de Chygrynskiy, por ser el más mediático, pero su baja no es una sorpresa. Rakitskiy, del Shaktar, es un fijo en el eje de la zaga, confiando los laterales a dos jóvenes jugadores, Butko, del Illichivets, en la derecha y Selin, del Vorskla, en la izquierda. El otro puesto en el centro de la defensa no está tan claro.

En el medio es donde aparece el alma y capitán de este equipo, Tymoshchuk.  A sus 33 años juega su primera Eurocopa. Tras ganarlo todo en Ucrania con el Shaktar y con el Zenit, ahora vive un bonito fin de carrera en el Bayern de Múnich. Es disciplinado y tiene grandes dotes de mando. Es el líder indiscutible de este equipo, el jugador que ofrece ese equilibrio entre defensa y ataque. Junto a él en el doble pivote jugará un jugador más ofensivo, al que se le dará mayor libertad. Ese puesto se lo disputan entre Garmash, del Dynamo de Kiev, y Rotan, del Dnipro.

La línea de tres media puntas es lo más talentoso de este equipo. En ella aparece Aliyev, jugador del Dynamo de Kiev, con un golpeo exquisito del balón, como media punta o segundo delantero. Más escorados a las bandas e intercambiando sus posiciones estarán Yarmolenko, también del Dynamo, y Konoplyanka, del Dnipro. El primero es un asistente con mucha facilidad para hacer gol y el segundo es un jugador con mucho talento y desborde, capaz de dejar con la boca abierta al espectador, pero demasiado irregular.

En la delantera está el mítico Shevchenko, actualmente en el Dynamo de Kiev, pero no parece que sea el delantero centro titular. Ese rol lo jugará Milevsky, compañero de equipo de Shevchenko. Es un jugador del estilo de Ibrahimovic, corpulento, que juega bien de espaldas y con olfato de gol.

Esta parece ser la alineación más probable por la que apueste Blokhin en su debut ante Suecia el día 11 de junio a las 20:45 horas. La lista de 23 jugadores, a excepción de Tymoshchuk, la componen jugadores que compiten en la liga ucraniana, lo que supone una desventaja a nivel competitivo respecto a selecciones con mayor nombre. Este hándicap deberá ser contrarrestado por el sentimiento de jugar en casa guiados por su propia afición. En teoría una de las selecciones más débiles de esta Eurocopa, veremos hasta donde es capaz de llegar Ucrania jugando en su casa.

Artículos relacionados