thumbnail Hola,

Los nuevos diseños para la gran cita continental representan uno de los grandes atractivos para los aficionados. Te los enseñamos...

El grupo B, aparte de ser el más duro de toda la Euro 2012, es también el que contiene las camisetas más clásicas del campeonato.

Los holandeses son fieles a su estilo y mantinen el naranja "chillón" que tanto les ha caracterizado durante las últimas décadas, mientras que Alemania presenta una segunda equipación de color verde, un tanto peculiar para ellos. Por su parte, los portugueses y daneses optan por estilos muy clásicos para sus elásticas.


Sobriedad y cambio radical

La selección alemana se presentará en la Eurocopa de Polonia y Ucrania con dos reflejos que pueden ser una metáfora de sí misma. Por un lado la primera equipación propone un estilo clásico, muy lineal y estructurado en el que el predominio del blanco solo se rompe por las final líneas que reflejan la bandera.

Sin embargo, los germanos apuestan por el verde intenso para su segunda camiseta, combinado con blanco en el pantalón. Un cambio radical con recuerdo a los inicios que a pesar de todo no pierde su espíritu fresco. Todo un acierto.


Un nuevo estilo

La Naranja Mecánica llega este año a la Euro 2012 con su color talismán degradado en dos tonalidades claramente diferenciadas y distribuidas de una forma asimétrica. El contraste monocromático es la gran apuesta de una camiseta muy deportiva y con un cuello que evita terminar en pico, como todas las equipaciones Nike de este año.

Quizá la gran sorpresa ha sido la segunda equipación: el azul más intenso y oscuro combina con una franja en la zona del pecho para no perder la seña de identidad. La combinación de colores es más que discutible, pero la apuesta ha salido bien a nivel comercial porque hay un buen ritmo de venta en el país de los tulipanes.


Un gran acierto

En Portugal hemos decido hacer una excepción para resaltar la segunda equipación, que representa uno de los grandes aciertos de esta Eurocopa. El blanco nuclear queda dividido por líneas dobles verdes y rojas que se cruzan cerca del pecho para plasmar de un modo esquemático y abstracto la bandera lusa.

En la primera equipación, apuesta clásica con el escudo bordado y el rojo como gran protagonista. El verde pasa a un segundo plano y solo se encuentra en los ribetes de la manga y también en el cuello.


Apuesta arriesgada

La equipación de Dinamarca es una de las más curiosas que se pueden observar, con una distinción incluso formal entre la primera y la segunda camiseta. El estilo del cuello o incluso las diferentes tonalidades marcan un abismo entre ambas.

Respecto a la de local, recuerda mucho a aquellas apuestas tan arriesgadas en Inglaterra que se llevaron a cabo en el principio de la década de los noventa y que dieron lugar a experimentos tan horribles como la "televisión estropeada" del Arsenal o la "versión tigre" del Hull City. En este caso, se lleva un aprobado justo.

Artículos relacionados