thumbnail Hola,

El astro brasileño codiciado por todos los equipos europeos no pudo ayudar a su equipo a escapar de una derrota que pudo ser mucho más contundente y queda abierto para la vuelta

En la primera parte de la final del torneo Paulista, Corinthians ganó 2-1 al Santos de Neymar en el estadio Pacaembú. El Corinthians, actual campeón de la Libertadores y del Mundial de Clubes de la FIFA, se quedará con el título del Paulista en caso de que coseche un empate por cualquier marcador en el partido de vuelta el próximo domingo, cuando tendrá que visitar el estadio Vila Belmiro, el fortín del Santos.

El Santos, por su parte, necesita de una victoria en casa por más de un gol de diferencia para conquistar su cuarto título Paulista consecutivo, algo inédito entre los clubes del estado de Sao Paulo.

Corinthians entró mejor en el partido. A los 15 minutos su acoso a la puerta de Rafael se había traducido en cinco saques de esquina mientras que Santos no había sido capaz de dar tres pases seguidos. Ramalho, jugando claramente la eliminatoria a 180 minutos, había metido un mediocentro más, el veterano ex del Betis Marcos Assunçao. Pero ni por esas. Rafael tenía que sacar de la escuadra un misil de Danilo. En otro córner, Paulinho remataba fuera de cabeza cuando estaba solo.

Pero el Corinthians abrió el marcador por medio de Paulinho, anotando el 1-0 para el “Timao” a los 42 minutos. Paulinho recogía un rechace en el área tras una falta para poner el 1-0 en el marcador. El Santos aún no había comparecido. Tan pobre era su juego, que Neymar decidió hacer la guerra por su cuenta con un par de arrancadas desde el centro del campo que terminaron en nada. La primera parte terminó con otro tiro de Paulinho al larguero.

Mauricy Ramalho reaccionó en la segunda parte. Sustituyó a Assunçao por Anderson y a Miralles por André. Pero poco cambió el panorama. Rafael sacó con el pie el disparo de Emerson y apenas tres minutos después se repitió jugada, tanto protagonistas como el estéril resultado. Con el paso de los minutos el Santos se estiró descuidando su defensa y provocando el intercambio de golpes. Neymar con un tiro cruzado comenzaba a entrar realmente en juego.

Dispusieron de más ocasiones claras, y tras un remate fuerte y colocado que pegó en el poste, el balón le quedó a Guerrero, quien remató desviado con la pierna izquierda. El ex jugador del Milan, Alexandre Pato salió a los 73 minutos sustituyendo a un voluntarioso Paolo Guerrero que se marchaba sin el premio del gol.

Paulo André aumentó la cuenta para Corinthians a los 75 minutos. Y cuando parecía que el resultado iba a ser contundente, el Santos recortó distancias en los últimos diez minutos gracias a un cabezazo de Durval a ocho minutos del pitido final.

La final de vuelta se jugará el próximo domingo 19 de mayo en el estadio del Santos de Neymar, quien no apareció en su máxima dimensión en este compromiso y dejó la impresión de que las prisas le jugaron una mala pasada.

Artículos relacionados