thumbnail Hola,

El club merengue apela a la historia para remontar una temporada prácticamente insalvable

La mala temporada del Real Madrid de José Mourinho ha creado una brecha demasiado grande entre el técnico del equipo merengue, gran parte de la afición e incluso algunos de sus jugadores como Iker Casillas, al que llegó incluso a retirar el puesto de titular.

Debido a esto, y a pesar de las últimas muestras de apoyo de Florentino Pérez hacia su actual entrenador, finalmente el Real Madrid ha llegado a la conclusión de que lo mejor es deshacerse de un técnico que ha llegado a dividir e incluso a enfrentar al madridismo.

No menos sorprendente que la noticia de la inminente destitución es el nombre del futuro sustituto de Mou, ya que se trata de Hugo Sánchez, ex jugador del Real Madrid que no ha tenido como entrenador el mismo éxito del que gozó como jugador de fútbol.

Precisamente, en el Real Madrid vivió Hugo Sánchez su particular edad de oro como futbolista y, además, por todos es sabido que el técnico mexicano siempre tuvo como meta convertirse en técnico del que siempre fue su club de corazón.

Florentino Pérez, un ser superior en toda regla, ha querido matar dos pájaros de un tiro y así cubrir el nuevo puesto de entrenador además de cumplir el deseo frustrado de un hombre al que podremos volver a ver sonreir como entrenador de fútbol cual niño dirigiendo un juego de trenecitos.

La operación es rendonda debido a que, por tratarse de un acto de caridad, la Fundación del Real Madrid costeará al completo la ficha de Hugo Sánchez, que rondará los 5 millones de euros anuales. Lo mejor para las arcas del club merengue es que, por hacer la Fundación este fichaje, la entidad madridista evadirá de esta forma el IVA del traspaso, algo a tener muy en cuenta en los tiempos que corren.

Artículos relacionados