thumbnail Hola,

El madridista, que no festejó sus tantos en Liga frente al Granada, sí que lo hizo con la elástica de su selección, anotando el primer tanto de su equipo en estas Eliminatorias

Cristiano Ronaldo ha retomado este viernes dos costumbres: una, la de anotar vestido de blanco. Y dos -algo que había perdido el último fin de semana en España-, la de celebrar cuando ve puerta. No lo había hecho en el reciente partido de Liga BBVA con el Real Madrid, pero sí que lo hizo ahora con Portugal.

Y no fue un gol más. Porque, contra todo pronóstico, Portugal se encontraba en problemas este viernes, al ver cómo Luxemburgo, uno de los equipos más débiles de Europa, se adelantaba en el marcador en partido oficial por las Eliminatorias para el Mundial de 2014. El tanto del 1-0 lo hizo Da Mota, sorprendiendo a todo el mundo en esta jornada.

Sin embargo, Cristiano Ronaldo acudió al rescate de Portugal. Al minuto 28, CR7 puso el empate provisional en el marcador, celebrándolo además con muchas ganas, al recibir el abrazo de la mayoría de sus compañeros. Luego, el zaragocista Hélder Postiga le daría la vuelta al marcador, pero esa ya sería otra historia.

La de Cristiano, y sus celebraciones, ha tenido un capítulo importante este viernes. Con Portugal, no se le ve triste.

Artículos relacionados