thumbnail Hola,

Los delanteros 'charrúas' pudieron con una floja defensa peruana y le dieron un costoso triunfo a la selección dirigida por Tabárez, quien pide que no se le exija la perfección

Toda la semana estuvo en duda en los medios de comunicación si Uruguay jugaría con mediocampista más frente a Perú, por las Eliminatorias para el Mundial 2014, o si jugaría con cuatro defensores. Fue la única duda, dado que sabía que Sebastián Coates suplantaría al lesionado y suspendido Diego Lugano.

Finalmente, Oscar Washington Tabárez plantó al equipo con tres zagueros centrales, jugando Diego Godín como libero y Coates a su derecha con Martín Cáceres por izquierda. Era un definido 3-4-3, en el que Diego Forlán se retrasaba unos metros para recibir el balón y jugar con Edinson Cavani y Luis Suárez.

Perú, en cambio, presentó un esquema con cuatro defensas. Con dos mediocampistas defensivos y dos bien abiertos que ayudaban a que a distribuirle el juego a los puntas José Carlos Fernández y Paolo Guerrero.

En los primeros minutos, Uruguay no marcó para nada bien y la selección dirigida técnicamente por Sergio Markarián planteó un buen partido. Producto de ello, tuvo dos llegadas claras de convertir en los primeros quince minutos. "Veníamos de la frustración que fue el empate ante Venezuela (y) hoy Perú dio dura lucha", dijo después en conferencia de prensa Tabárez.

Hasta que a los 15 minutos Luis Suárez, a quien el árbitro central le dio el tanto, abrió el marcador. A partir de allí la Celeste comenzó a jugar mejor y dominar el cotejo. A los 24 minutos Maximiliano Pereira convirtió el segundo gol y parecía que eso le iba a traer tranquilidad al local.

Sin embargo, la selección incaica siguió luchando y a los 39 minutos Diego Godín en contra logró vencer a Muslera y dejar en evidencia los problemas defensivos de la selección uruguaya, aunque a Tabárez no le guste hablar de ellos. "(Que) no se nos exija la perfección porque nosotros nunca vamos a ser perfectos", afirmó.

Ya en la segunda etapa, el cambio de Lobatón por González fue fundamental en la selección visitante, que a los 48 minutos empató el marcador gracias de nuevo a su goleador Paolo Guerrero.

Pero la victoria Tabárez parecía tenerla en el banco de suplentes. A los 62 minutos el Cebolla Cristián Rodríguez, que había entrado un minuto antes, puso en ventaja a Uruguay y a los 93 Sebastián Eguren puso el definitivo 4 a 2 con el que Uruguay venció a Perú.

"El partido de hoy fue un canto al fútbol. Perú demostró que es un equipo que está vivo, salió a pelear el partido, presumíamos lo que iba a ser, pero más allá de eso, tuvo eficacia, tuvo un arquero (Diego Penny) en una tarde sensacional, evitó tantos que podrían habernos dado tranquilidad", sentenció Tabárez.

Relacionados