thumbnail Hola,

Nuevo golpe a la moral del crack portugués, que en la tarde de ayer vio cómo su archirrival consiguió un nuevo galardón, el cuarto consecutivo

Cuando Fabio Cannavaro pronunció el nombre de Leo Messi como ganador del Balón de Oro 2012, la cara de Cristiano Ronaldo era un poema. La frustración volvía a invadir al crack portugués del Real Madrid, que veía cómo un nuevo premio se le escapaba y volaba hacia las manos de su archirrival.

Es este el cuarto galardón consecutivo que recibe el argentino, por un solitario trofeo que ganó el de Funchal allá por el año 2008. Y es que son ya muchos los años que Ronaldo lleva a la sombra de Messi. Cada uno valorará si de forma justa o no.

Le tocará por lo tanto al astro luso mendigar a partir de ahora para decorar las estanterías de su chalet, ya que el Balón de Oro que recibió hace ya años habrá quedado deslucido por el paso del tiempo. Entre tanto, Messi deberá adquirir una nueva vitrina para recolocar los trofeos que se le amontonan.

Quizá pronto veamos a Cristiano paseando por la calle Montera madrileña, con un cartel similar al de la imagen y cambiando sus "dineros" por el preciado material. ¿Cómo titularías el Fotomontaje del Día?

Relacionados