thumbnail Hola,

El crack del Barcelona deja claro que no tiene ningún poder en el vestuario, pero si Villa no saluda por la mañana, lo castiga mirando a la pared

Lionel Messi, el pequeño Artur Mas, no quiere que lo llamen Dictador. Todo el mundo sabe que Zlatan Ibrahimovic, Samuel Eto'o y Bojan Krkic se fueron del Barcelona por no tener feeling con él, pero no por ello se puede asegurar que el argentino es el auténtico jefe del club.

Y no se le puede llamar Dictador a un futbolista que le echa la bronca a sus compañeros por no pasarle un balón. Es compañerismo, raro, pero compañerismo al fin y al cabo.

Fuentes del vestuario blaugrana le contaron a Goal.com que Messi castigó a David Villa por no saludarlo una mañana. "No soy un Dictador, simplemente me preocupo por su educación", comentó el argentino antes de irse a rodar un anuncio de Pan Bimbo.

Como siempre, nosotros te presentamos la instantánea y te contamos el guión que hemos preprado para acompañar la fotografía. Ahora es el momento en el que debes unirte y contestar a la siguiente pregunta: ¿Cómo titularías el Fotomontaje de hoy?

Artículos relacionados