thumbnail Hola,

El equipo blanco ganó 3-0 al Alcoyano, pero lo hizo con menos movilidad que los espermatozoides de Pelé

El Real Madrid se clasificó para la siguiente ronda de la Copa del Rey tras ganar al Alcoyano. Lo hizo por 3-0. ¿Fútbol? Pasapalabra. De eso no vimos en un Santiago Bernabéu que presentó la peor entrada de la temporada.

Los jugadores parecían formar parte de un futbolín. Especialmente Özil, que pese a tener los ojos más grandes que el cuello de Fernando Alonso, no supo ver ninguna jugada en condiciones. Al alemán le faltó pararse en medio del partido y decir: "Yo pasaba por aquí y...".

El único capaz de animar el cotarro fue el árbitro, que cometió más errores que Raphael Varane en un examen de geografía. Si no llega a ser por el colegiado, el Bernabéu estaría en el Libro Guiness por récord de bostezos.

Como siempre, nosotros te presentamos la instantánea y te contamos el guión que hemos preprado para acompañar la fotografía. Ahora es el momento en el que debes unirte y contestar a la siguiente pregunta: ¿Cómo titularías el Fotomontaje de hoy?