thumbnail Hola,

El Real Madrid no se parece en nada al de la temporada pasada. Lo único que sí es igual es el lloro constante del técnico portugués cuando las cosas van mal

El Real Madrid perdió en Sevilla ante un Betis que fue muy superior. El equipo de José Mourinho parecía un grupo de amigos que se había reunido para jugar una pachanga, con la diferencia de que dentro del grupo nadie se lleva bien con nadie.

Sergio Ramos acabó siendo delantero centro, algo normal si observamos el rendimiento de Cristiano Ronaldo en las últimas semanas. El portugués no le mete un gol ni a una portería de 25 metros de ancho por 10 de alto. Özil, mientras tanto, se fue al banquillo en el descanso tras darse un paseo durante 45 minutos por el césped del Benito Villamarín.

Y mientras el Real Madrid va de ridículo en ridículo con señorío y valores, el Barcelona sigue arrasando, con un Leo Messi estelar y un Tito Vilanova que, de seguir así, dejará pequeño a Guardiola. Conclusión: El Bernabéu le dice adiós a la Liga.

Como siempre, nosotros te presentamos la instantánea y te contamos el guión que hemos preprado para acompañar la fotografía. Ahora es el momento en el que debes unirte y contestar a la siguiente pregunta: ¿Cómo titularías el Fotomontaje de hoy?

Encuesta del día

Artículos relacionados