thumbnail Hola,

El central argentino, autor de dos de los tantos de la goleada ante el Betis (5-1), quiere ser importante en el conjunto del Nervión, en el que suma cinco años de altibajos

Cinco años con la etiqueta de promesa han terminado por pasarle factura a Federico Julian Fazio (Buenos Aires, 1987). Desde que llegó en el año 2007 al Sevilla procedente del Ferro-Carril cada verano la cantinela de la directiva ha sido la misma: éste va a ser su año. Pero, a Fazio seguía esperándosele al otro lado del Nervión hasta ayer, cuando decidió aparecer en el derbi ante el Betis (5-1).  Con dos goles de los cinco que el equipo de Míchel le endosó a Pepe Mel. el zaguero redondeó la manita al eterno rival.

Pero, la tregua que le otorgan sus dianas no esconde la complicada realidad que vive un futbolista llamado a hacer grandes cosas, pero que no termina de explotar esa calidad que se le presupone. Formado en el Ferro-Carril Oeste, internacional con Argentina y Oro en Pekín 2008, pasó por el Nacional B antes de que el Sevilla se fijase en él y lo fichase en 2007, primero para su filial y a continuación para el primer equipo. Debutó el 5 de mayo de 2007 en Copa del Rey ante el Deportivo de La Coruña, al que se impusieron por 3-0.



ESTADÍSTICAS DE LA TEMPORADA 2012/2013
Partidos 7
Posición Central
Edad 25 años
Goles/Asistencias 3

Desde su llegada, todos los inicios ligueros han estado cargados de buenos propósitos y palabras, pero la realidad es que Fazio destaca por su irregularidad, sus múltiples problemas con las lesiones y sus fallos, que le han costado goles y puntos al equipo andaluz.

Comenzó esta campaña como titular e incluso marcó el primer gol del Sevilla ante el Getafe, lo que alimentaba las esperanzas de los que aún creen en él, pero en el segundo partido ante el Granada, su falta de liderazgo en la zaga, unida a sus fallos dieron la alternativa a Botía en Los Cármenes para salvar los muebles. Esa mala actuación vino acompañada de un ostracismo durante varias jornadas que lo relegó lejos del once inicial.

El propio central, que estuvo cinco partidos inédito, reconocía lo complicado de su situación admitiendo que era "difícil estar sin jugar" pero que esperaba tener su "oportunidad", ya que la competición es larga.

"Es difícil estar sin jugar, pero esto es muy largo y tendré mi oportunidad"
- Fazio-.

Deportivo

Sus opciones llegaron primero con los problemas de Botía y ayer exhibiéndose con dos dianas ante un Betis que fue mero espectador. Una nueva reivindicación de un futbolista que es capaz de lo mejor y de lo peor y en el que están depositadas las ilusiones sevillanas. Veremos si esta es la definitiva o todo se queda en fuegos de artificio.

Artículos relacionados