thumbnail Hola,

Analizamos la trayectoria y las características del nuevo fichaje del Real Madrid. Vivió su mejor momento bajo las órdenes de Sir Álex Ferguson

En un mundo tan complejo y cambiante como es el fútbol, existe una larga lista de jugadores infravalorados a lo largo de sus carreras que seguramente no han llegado a ser lo que debieron por un factor tan determinante como la falta de oportunidades. Un caso bastante claro aterriza ahora en el Real Madrid y tiene nombre y apellidos: Javier Hernández Balcázar, más conocido como ‘Chicharito’.

El delantero mexicano firmó por el Manchester United el verano de 2010 procedente de CD Guadalajara y, aunque nunca consiguió hacerse con el cartel de titular indiscutible en Old Trafford, con Ferguson siempre fue un futbolista talismán, un clavo ardiendo al que agarrarse en los momentos de dificultad. Con el ex técnico del United, ‘Chicharito’ gozó de continuidad y confianza, respondiendo de la forma que mejor sabe, a base de goles. Porque si hay que mencionar una característica que encumbre al punta mexicano por encima del resto es esa: gol, mucho gol. Nada menos que 20 tantos hizo el atacante de la ‘Tri’ en su debut en la Premier League, algo que le valió para proclamarse campeón de la Premier y la Community Shield, así como para recibir el premio que le acreditaba como mejor jugador de la temporada según los fans.

Las dos siguientes campañas, aún con Sir Álex en el banquillo, continuó siendo trascendental, siguió anotando goles importantes y se mantuvo en el corazón de una afición que se preguntaba día a día por qué aquel delantero voraz, pillo, incasable y con una capacidad despiadada para perforar porterías rivales no disfrutaba de más minutos. Si acudías una tarde cualquiera a Old Trafford y te dedicabas a cuestionar a los aficionados por qué Javier Hernández no contaba con un mayor número de oportunidades, casi todos te acabarían respondiendo algo parecido: “Nosotros nos hacemos la misma pregunta”.

La llegada de Van Persie y la consideración absoluta de Rooney como estrella de los Red Devils le cerraron más si cabe puertas hace un par de temporadas. Aún así, el delantero mexicano acabó anotando 10 tantos en sus 22 encuentros de Premier League, disputando sólo 9 como titular.

Tras manifestar una y otra vez que quería quedarse en Mánchester para triunfar, la pasada campaña supuso un punto de inflexión para Javier. La llegada de David Moyes al banquillo de los Red Devils provocó inmediatamente una disminución proporcional en las apariciones de ‘Chicharito’ en el esquema del United. El mexicano contó únicamente con 1479 minutos entre todas las competiciones y los aficionados del United seguían preguntándose lo mismo: ¿Por qué no juega Chicharito?

La respuesta fue clara durante la temporada: David Moyes no confiaba en él. Las lesiones de Rooney y Van Persie parecían propiciar la ocasión idónea para que el punta mexicano gozara de un mayor número de oportunidades. Nada más lejos de la realidad, el técnico escocés optó por Danny Welbeck como referencia ofensiva en la mayoría de los encuentros (con un promedio goleador mucho más bajo que ex de Guadalajara).

A pesar de esto, Javier siguió demostrando su mejor virtud cuando se le daba la ocasión, su facilidad para anotar. Goles trascendentales como el conseguido ante el Stoke en los minutos finales, o el que daba el empate en la eliminatoria ante el Sunderland en FA Cup, califican a ‘Chicharito’ como un delantero temible, de desmarques incesables y que responde siempre a la más mínima oportunidad. Un ejemplo de futbolista, respetado por sus compañeros, un chaval tranquilo, comedido, en definitiva, un buen chico. Eso sí, su debilidad reside en su capacidad técnica a la hora de acudir en busca del esférico, algo que solventa con sus excelentes movimientos dentro del área.

Su actitud desganada y lúgubre en zona mixta, donde no quería hablar ni con los medios de su país, marcaban el devenir de un futuro cercano. Chicharito necesitaba un cambio de aires y minutos para mostrar su valía. ¿Acierta buscándolos en el Real Madrid? El tiempo lo dirá.

Artículos relacionados