thumbnail Hola,

El objetivo del conjunto catalán es recuperar el cetro europeo y esta vez, a diferencia de las dos temporadas anteriores, tiene con qué hacerlo

Tito Vilanova no fichó jugadores para su Barcelona hace dos veranos, Tata Martino tampoco pudo hacerlo, pero la historia es diferente para Luis Enrique quien hasta ahora suma siete fichajes en este verano y es posible que caiga un octavo hasta que el Barça dé por cerrada la ventana del mercado. El último en conseguir una Liga de Campeones fue Pep Guardiola, después de él sus sucesores no han tenido suerte.

Pero Lucho sí la tiene, tiene un equipo competitivo y listo para volver a ganar. La temporada es joven y no hay que ser presuntuosos, porque el curso anterior los azulgranas debutaron con un 7-0 ante el Levante pero poco a poco se fueron desinflando, ahora todo puede ser diferente, porque se ha podido fichar y porque las energías del equipo han sido renovadas. ¿El Barcelona ha hecho los mejores fichajes? no, no ha elegido lo mejor del mercado, pero tiene lo suficiente para llegar lejos. Si Zubizarreta trajera a Marco Reus sería la guinda del pastel, pero eso parece ser algo lejano de convertirse en realidad.

Luis Suárez no podrá disputar los tres primeros encuentros del torneo europeo, pero se puede seguir adelante sin él, Lionel Messi parece haber recuperado su mejor forma y Neymar está listo para dar el salto en su segunda temporada. Pero tampoco podemos dejar a un lado a Munir quien se ha ganado la difícil confianza de Luis Enrique y seguro tendrá minutos sobre todo en la fase de grupos. Hablando del centro del campo, si bien la temporada pasada los culés sufrieron por un bajón de nivel de Xavi Hernández, la buena noticia es que Ivan Rakitic ha llegado para defender y para conectar con la delantera, además de tener la indicación de disparar desde fuera del área, algo que los azulgranas no hicieron el curso pasado y que les costó factura.

Ahora la defensa, el tema dolor de cabeza de los azulgranas desde hace al menos dos años. Mathieu ofrece garantías, además su envergadura para jugar en Europa será importantísima, el juego aéreo con Jérémy Mathieu está resuelto. Las dudas recaen en Piqué, quien aún debe demostrar su nivel, tal vez este fin de semana ante el Villarreal en la segunda jornada de la Liga y en Dani Alves quien ya dijo que volverá a ser el mismo de antes y del brasileño mucho se puede esperar este año.

Las ganas juegan un papel importante para conseguir los objetivos y este equipo tiene muchas ganas, pero también es cierto que no son suficientes para llegar a la final en Berlín, también se necesitan estrategia y calidad. Dejemos que Luis Enrique afine la táctica, aún no se le puede juzgar con un solo partido oficial, la calidad de los jugadores no está en duda sólo hay que pulirla.



Relacionados