thumbnail Hola,

El defensa brasileño llegará a la Ciudad Condal el próximo viernes para unirse a la plantilla de Luis Enrique

OPINIÓN

Sorprendió durante esta madrugada el anuncio sobre el acuerdo entre el Sao Paulo y el Barcelona por el fichaje de Douglas Pereira. Aunque ya estaba confirmada la llegada del brasileño desde la semana pasada tras las declaraciones del vicepresidente del club sudamericano, aún existía un poco de duda y muchos seguían soñando con Juan Guillermo Cuadrado.

Douglas es un buen lateral derecho, es rápido, muy físico y tiene corte ofensivo, pero choca que en su país no ha sido un jugador destacado. ¿Dónde quedaron esas palabras de Zubizarreta diciendo que en el Club se trabaja en fichar lo mejor del mercado?, lejos, lejos quedaron esas aseveraciones, porque Dougas es bueno pero sin duda no es lo mejor del mercado, sin embargo el menos culpable es el jugador y a él hay que darle la bienvenida en Can Barça.

El fichaje de Douglas parece tener más tintes mercadológicos que deportivos. No hay que olvidar que hace pocas semanas durante el balance de la temporada 2013-14 se dijo que el Barça tenía interés en abrir el mercado brasileño y es precisamente lo que está haciendo. Douglas atraerá más aficionados de Brasil al Barcelona, incluso el hecho de que en su país no sea un jugador tan reconocido crea más expectativa y al tener 24 años de edad y con potencial de crecimiento, la apuesta se mantiene a corto, mediano y largo plazo.

Al Barcelona le podría salir redondo el negocio si Douglas se convierte en un excelente fichaje, un jugador que llene con creces el espacio que algún día Dani Alves inevitablemente dejará, porque así en el tema futbolístico saldrá ganando pero también en el económico, pero de lo contrario se repetiría un caso como el de Henrique o Keirrison. Esa es la apuesta de Zubizarreta y la Directiva azulgrana y para dar en el clavo es de suponerse que el seguimiento a Douglas no data de algunas semanas, sino de hace algunos meses o incluso un par de años.

Con la llegada de Douglas al Barcelona, los culés podrían dar por cerrada su ventana de fichajes de este verano, hay que recordar que no podrán volver a comprar jugadores hasta enero de 2016 y ahora lo primordial es que lo que ha llegado al equipo dé resultados porque de lo contrario el próximo año puede ser bastante tortuoso. El fichaje está hecho, el culé ahora debe ponerse en plan optimista.

Artículos relacionados