thumbnail Hola,

El de 24 años es una incorporación sorprendente para los azulgranas, en el que es uno de los traspasos más llamativos del mercado hasta el momento

Los rumores que situaban al lateral diestro del Sao Paulo Douglas en el Barcelona fueron recibidos entre risas por los aficionados brasileños. Pero lo que empezó como una broma ha acabado convirtiéndose en realidad.

El Barça viajó hasta Brasil para observar al centrocampista defensivo Rodrigo Caio, pero en su lugar se fijaron en el lateral de 24 años Douglas, después de que Caio tuviera que ser sustituido debido a una seria lesión de rodilla.

El 13 de agosto, al vicepresidente del Sao Paulo Ataide Gil Guerreiro le preguntaron, medio en broma, sobre el posible interés de los azulgranas por el lateral.

"No sé de donde ha salido eso", respondió. Pero el siguiente día, el presidente Carlos Miguel Aidar y el entrenador Muricy Ramalho confirmaron que las negociaciones se estaban llevando a cabo.

Los hinchas del Sao Paulo recibieron con buenos ojos esta noticia, ya que no sería una decepción dejar marchar a Douglas por un precio que podía rondar los 6 millones de euros. Desde que el jugador llegó libre en 2012, no ha gozado de la mejor relación con el público. A principios de año Douglas estaba por detrás de Luis Ricardo, de 30 años de edad.


Criticado | Douglas ha sido puesto en duda varias veces por su afición

Douglas saltó a la fama en un rol más ofensivo en la segunda división jugando con el Golas, y habría sido internacional si no llega a ser por un reconocimiento médico fallido.

Fue fichado por el Sao Paulo por la insistencia del entonces entrenador Emerson Leao, mientras que otros pedían a Joao Felipe, ahora en segunda división, para que ocupara la banda derecha.

Sus actuaciones fueron mejorando con el tiempo, y Ramalho se convirtió en su gran valedor. El entrenador no quería dejar escapar a Douglas, pero sabía que no podría oponerse a un acuerdo como este.

No será esta la primera vez que el Barcelona fiche en Brasil. Henrique se unió al club por un acuerdo de 8 millones de euros en 2008, mientras que Keirrison llegó el siguiente año por 14 millones. Después de muchas cesiones, ambos regresaron a Brasil gratis sin haber debutado en la Liga española.

Hay rumores que sitúan a Douglas en el Barça B. Pero aún con toda la sopresa que ha rodeado este fichaje, no sería justo perder la esperanza con el lateral. No ha demostrado ser un jugador de uno de los mejores equipos del mundo, pero tiene potencial para encajar en el Barcelona.

Es atlético, sabe aprovechar los espacios, es técnicamente competente y ha sido comparado muchas veces con Dani Alves. Puede mejorar si pasa un tiempo en Catalunya. Quizás el Barça cree que ha descubierto a un tesoro escondido.

Independientemente, el fichaje ya se ha completado y es sin duda uno de los traspasos más curiosos del mercado hasta el momento.

Relacionados