thumbnail Hola,

El dueño del PSG dice haber detenido las negociaciones con el Real Madrid por el Fideo. Pero la calidad del argentino y los precedentes parisinos apuntan a que tendrán que sacar...

OPINIÓN

El PSG dice haber detenido las negociaciones por Ángel Di María. Supuestamente estaban buscando una fórmula para poder ficharlo y cumplir el Fair Play Financiero, con la afición parisina vistiendo ya al Fideo de rojo y azul. Y mientras, en la capital española, ya está James Rodríguez entrenando a las órdenes de Carlo Ancelotti previo pago de 80 millones de euros. Todo estaba dispuesto para el trasvase, por tanto. Y precisamente por ello, las declaraciones este jueves por la mañana del dueño del PSG, Nasser Al-Khelaifi, han caído como un tremendo bidón de agua helada sobre Madrid y París.

Aunque, eso sí, tampoco hay por qué alarmarse. En el club blanco y alrededores están acostumbrados a estos veranos animados en cuestión de fichajes. El Tottenham, el Arsenal, el Manchester United, el Milan, el Olympique Lyon, el Liverpool, el Atlético y muchos otros clubes más han mantenido en vilo al madridismo durante anteriores meses de julio y agosto, y esta sentencia desde París seguramente no habría que entenderla de otra manera sino como la declaración de intenciones que firma Al-Khelaifi para convertirse en el culebrón del verano en Concha Espina.

Recuerdan cómo terminó aquel verano después de que Florentino Pérez dijera ‘never, never, never’ al ManU por David Beckham? Pues la afición no debería esperar menos de estas negociaciones entre Real Madrid y PSG por Di María. Está en su derecho Al-Khelaifi en querer rebajar el precio del traspaso del argentino, y utilizar los micrófonos para lanzar su mensaje, trasladando teóricamente la presión a la planta noble del Santiago Bernabéu. Aunque en este caso concreto, el PSG tiene una misión imposible si realmente quiere a Di María, y si quiere contratarlo a precio de saldo.

Porque Carlo Ancelotti estaría encantado de quedarse con el jugador. Pero sobre todo, porque es sabido que el PSG tiene fondos suficientes para contratar a cualquier jugador. De irónico resulta hasta grosero hablar de que Di María es un jugador caro en la misma presentación de David Luiz, cuando por el jugador brasileño han pagado casi 50 millones de euros. Con semejante dispendio a la luz de todos, no puedes pretender fichar al Fideo por menos de 80 ‘kilos’. Es una falta de respeto y una tomadura de pelo al jugador, al Real Madrid, y al fútbol. 

 

Get Adobe Flash player

 

Artículos relacionados