thumbnail Hola,

El defensa brasileño desea continuar con su estancia en el equipo azulgrana a pesar de que en los planes de Luis Enrique no tiene cabida como titular

OPINIÓN

Al parecer la nueva tendencia en el mercado de fichajes deberá ser la transferencia de jugadores que terminan contrato dentro de dos años o malbaratarlos para no tener que cargar con fichas caras que tampoco serán titulares en su último año, o al menos así parece ser la historia del Barcelona, que hace un verano ‘regaló’ a David Villa al Atlético de Madrid por apenas poco más de 2 millones de euros y ahora se encuentra con la misma situación respecto a Dani Alves.

El defensa brasileño termina su contrato en junio de 2015 y después de 6 temporadas vestido de azulgrana ahora ya no tiene un espacio importante en el esquema de Luis Enrique, a pesar de ser durante estos años el máximo asistente de Lionel Messi, pero como a cualquier futbolista los años no perdonan y poco a poco ven cómo su carrera se va extinguiendo al menos en los equipos de élite. Se dice que en las oficinas del Barça no ha llegado una buena oferta por Alves y se está decidiendo si lo mejor será dejarlo salir por un precio casi de regalo o se le sigue manteniendo en la plantilla sin ser titular pero con una ficha alta.

No es de genios adivinar que la mejor solución sería dejar ir a Alves al estilo Villa, aunque ese siempre generará críticas al Club, pero económicamente los azulgranas se ahorrarían más dinero en un año dejando ir al brasileño ahora, que mantenerlo con su sueldo y sin jugar al menos una cantidad de juegos que justifiquen la inversión. Dani Alves, que no logró destacar en Brasil 2014 no pudo mostrarse en esa vitrina que supone el Mundial y aunque el PSG parecía ser un candidato firme a finales de la temporada pasada, los parisinos finalmente no se han mostrado firmes en su decisión.

El deseo del brasileño es continuar en el equipo e incluso ha viajado con el resto de sus compañeros al ‘stage’ en Inglaterra, pero esto no significa que su salida no esté en vías de hacerse realidad. Conforme se avance en la marcha de Alves, se trabaja al mismo tiempo en la llegada del que será su suplente, pero a Andoni Zubizarreta los fichajes más importantes del verano no le están saliendo de la mejor manera lo que le ha acarreado críticas, sin embargo tal vez aún esté a tiempo de limpiar un poco y sorprender con un lateral soñado por los azulgranas.

 

Relacionados