thumbnail Hola,

El delantero argentino volverá con el Barcelona en la primera semana de agosto para iniciar una nueva temporada en la que quiere cambiar lo pasado

OPINIÓN

¿El vaso está medio lleno o medio vacío? es una clara pregunta para ejemplificar cómo cada quien ve las cosas desde un punto de vista diferente y lo mismo aplica para cuando hablamos del mejor jugador de la historia reciente, Lionel Messi. Sí, el extraterrestre que para algunos un día se convirtió en humano y para otros sigue siendo un ser fuera de lo normal cuando pisa un terreno de juego es el jugador que más expectativas levanta de cara a la próxima temporada, porque nadie sabe cómo va a llegar.

Bien lo decía Iniesta hoy en rueda de prensa, un mal partido de Messi es el mejor partido de cualquier otro jugador del mundo y es verdad, aunque claro está que a ningun jugador del mundo se le puede medir con la misma vara que se mide a Leo, por eso cuando el argentino no golea, enciende las alarmas del mundo, para regocijo y pesar de muchos. Durante muchos años se ha cuestionado dónde está su techo, personalmente creo que ya lo hemos visto y Messi ya no puede ser mejor, simplemente porque no se puede ser mejor, lo único que hoy se le puede pedir a 'la pulga' es que se mantenga, pero también sabemos que naturalmente en algún momento tendrá que ir cuesta abajo como cualquier futbolista.

A Messi le restan aún algunos años para poder disfrutar del fútbol al máximo nivel y aportar lo que sólo él puede dar a un equipo. La llegada de nuevos compañeros de alto nivel al Barcelona son una ayuda para el astro argentino, como por ejemplo Luis Suárez, quien además de competir también aportará y ni se diga de Iván Rakitic, un enganche perfecto para la delantera.

Comienza la cuenta atrás para que inicien la Liga BBVA y la carrera por los títulos, prioridad de todos los equipos cada año y en especial para un Lionel Messi acostumbrado a ganarlo todo pero que vio cómo todo se le escurrió de las manos la temporada pasada y en el Mundial. Perder también significa volver a levantarse y ganar, en eso el extraterrestre Messi es experto.

Artículos relacionados