thumbnail Hola,

El centrocampista será capitán del equipo y el primero de los pesos pesados en hablar este viernes en la Ciutat Esportiva

OPINIÓN

Cuando Andrés Iniesta habla todos callan, tiene ese poder, ese derecho, ese respeto que se ha ganado con el paso de los años y con ese carácter que lo hace estar alejado de la negatividad, los rumores y las críticas. Don Andrés está de vuelta en el Barcelona después de que ayer se presentara junto con varios de sus compañeros mundialistas en las instalaciones deportivas del club para practicarse los exámenes médicos y está listo para afrontar la temporada tal vez más importante de su carrera.

Iniesta será el líder de este equipo en el terreno de juego, porque aunque por veteranía el primer capitán es Xavi, es bien sabido que el de Terrassa no podrá ser titular como lo quisiera y será dosificado, así que el peso del equipo recae en el manchego, en Andrés Iniesta. A levantarse de las derrotas como lo hace Iniesta, a no dejar de pelear por un resultado como lo hace Andrés y a ser decisivo como lo cumple Andrés Iniesta.

El de Fuentealbilla sin duda será el encargado de bendecir a los fichajes nuevos de este equipo, de introducirlos en el equipo y de abrirles las puertas con sus compañeros. Mathieu vivirá su primer entrenamiento como azulgrana y conocerá a varios de sus nuevos compañeros, Iniesta le dará la bienvenida y también Iniesta será un portavoz de Luis Enrique en el terreno de juego, porque con su visión de juego y experiencia, será el encargado de transmitir lo que el técnico espera de los jugadores en un partido.

A Iniesta también se le encomendará ayudar a Lionel Messi a recuperar su energía y nivel de juego, porque tal vez Messi no sea el jugador que obedezca las órdenes de todos, pero las de Iniesta son de oro. Andrés Iniesta es el perfecto líder de este equipo, porque así como es él para sacarse la presión, es capaz de sacarla del equipo en los momentos más complicados, aquellos en los que muchos quisieran saltar del barco.

Dan ganas de que esto comience ya, apenas ha terminado el Mundial, pero la próxima temporada parece que será lo suficientemente emocionada y competida, tanto Barça como Real Madrid se refuerzan de la mejor manera posible y el Atlético de Madrid querrá demostrar que lo suyo no fue sólo de una temporada. En el Barcelona imperan los cambios y será la prueba de los culés para demostrar que su filosofía no está extinta y aún se puede ganar mucho, siempre de la mano de Andrés Iniesta.

 

Artículos relacionados