thumbnail Hola,
Susana Guasch: James Rodríguez sí ha nacido

Susana Guasch: James Rodríguez sí ha nacido

Getty

Nuestra columnista analiza el fichaje del colombiano por el Real Madrid

 Susana Guasch
 Goal.com
Síguela en
 
Periodista, presentadora de lasextadeportes y colaboradora de Onda Cero en Al Primer Toque


James Rodríguez ha nacido… el resto de la frase sobra con Florentino Pérez. Quizá Figo, con quien la patentó, no nació para jugar en el Real Madrid, ni siquiera Zidane, Ronaldo o Beckham. Pero el colombiano de moda ha pasado la prueba del algodón: los telediarios emitieron unas declaraciones del mediapunta cafetero diciendo que era merengue con sólo once años. Su P.V.P por supuesto que es caro para el negocio del fútbol (Uli Hoeness y Rummenigge están tardando en bramar), sin embargo las casi mil camisetas del nuevo ‘10’ vendidas en un pispás en la tienda oficial sugieren que James fabricará billetes de todos los colores para el Madrid. Colombia es un mercado por explotar (como lo fue Oriente Lejano con Beckham) y Rodríguez es la auténtica estrella del rock, ya por delante de Falcao. Ídolo de masas en su país, James captó la atención de Florentino en Brasil; al contrario que Kroos, su fichaje no estaba contemplado antes del Mundial. Bastó el golazo del campeonato para que el Madrid decidiese coger el teléfono rojo y llamar esta vez a Mónaco para activar la maquinaria. Si James quería, los blancos no podían impedir su sueño de chaval. ¡Ojo!, que no significa que cualquiera que confiese su amor eterno por el Madrid puede jugar en el Bernabéu.

Podemos debatir si Ancelotti le necesita para cuadrar la alineación, incluso si está al nivel de su competidor Di María. Pero en el fútbol de hoy, el presidente del Madrid ha entendido que la afición siempre quiere nuevos cromos, y el Madrid intenta renovarse temporada a temporada como una franquicia de la NBA. Di María acabó la final de Lisboa subido en una scooter cuando el resto jadeaba por el césped, pero su intención es largarse: al final, todo se reduce a la pasta. James aún no ha rellenado currículum, por lo tanto, dejará la camiseta como un estropajo en cada partido, sea en Cornellá (perdón, Power 8 Stadium) o en Anfield. El argentino se reconcilió con la grada pero, simplemente, era uno más. Y el leitmotiv de Florentino es comprar galácticos para exhibirlos al mundo en su permanente proyecto faraónico.

Toni Kroos, James, Keylor Navas...las sensaciones del Mundial recopiladas por un solo club. El otro era Luis Suárez pero sus insinuaciones al Barcelona y ese mordisco pesaron demasiado en la planta noble del Bernabéu. Con tantos quilates en ambas trincheras, pierde la Liga si el Atleti no lo remedia. Los rojiblancos se pasan los días haciendo cuentas, sopesando si gastar medio millón por aquí o por allá, o traer más cedidos, y eso no es de recibo en el campeón. Si el ‘Cholo’ consigue este año tumbar a uno de los dos abusones o, al menos, incordiarles, entonces galáctico no habrá más que uno: él.

Madrid y Barça son dos moles gigantes que de vez en cuando permiten colarse a un tercero por una rendija. Simeone la aprovechó y con una baraja de cartas nuevas intentará enterrar la eterna duda: que el Atlético ganó la Liga porque todos los planetas se alinearon a la vez. Pienso que a pesar de las dificultades seguirán dando mucha guerra. Es verdad que Gil Marín no puede comprar un James, es más, tiene que vender para amasar algo de dinero. Por eso, se agradece que haya aparecido el ‘cholismo’, para dar un susto a los ricos. Y, por eso, el Madrid ha construido la mejor plantilla de su historia (también es debatible), para seguir la guerra de los dos mundos sin terceros en discordias, aunque el resto de mortales queramos que haya tres, cuatro o los que quepan.

Relacionados