thumbnail Hola,

El defensa brasileño desea quedarse en el equipo azulgrana, sin embargo para la directiva culé y el mismo Luis Enrique, ya no es la pieza fundamental de otros años

ANÁLISIS

No hay nadie como Dani Alves, el que fuera considerado el mejor lateral derecho del mundo, seguro que no tiene sustituto, aunque hoy se hable de Cuadrado como la mejor opción para suplirle. Este carrilero brasileño, con grandes centros y unas asistencias magníficas a Lionel Messi no es el mismo que cuando llegó al Barcelona, pero no por ello deja de ser un gran defensa. Un jugador que comienza a ver cómo se le apaga la vela, como a todos los futbolistas y aunque cada verano desde hace dos años Alves siempre entra en el mercado de fichajes, al menos como rumor, parece que esta vez sí va en serio.

Son varias las pistas con las que contamos para pensar ello. Al jugador no se le renovó su contrato la temporada pasada como a la mayoría de sus compañeros, Dani Alves termina su relación laboral el 30 de junio de 2015 y aunque él desea cumplirlo a rajatabla, el Barcelona podría estar más interesado en sacar algunos millones por su partida, sobre todo después de las inversiones que está realizando en el mercado de fichajes. Alves ha dado sus mejores años al Barcelona y a su Selección verdeamarelha, pero las piernas cobran factura y en él no ha habido excepciones, Dani Alves ya no es tan rápido, no siempre es tan preciso y no siempre es tan peligroso.

La situación física del defensa no ha pasado desapercibida, Andoni Zubizarreta lo sabía desde antes y Luis Enrique ya está al tanto, por eso se hablará con él en estos días, para explicarle cuál es su situación y seguramente se le abrirá la puerta para que decida dónde quiere jugar la próxima temporada. ¿El Paris Saint-Germain?, una opción que ha sonado desde el inicio del mercado estival, aunque no parece haber alguna oferta clara aún, al menos para Alves aún no es claro. El Barcelona zanja las salidas de los jugadores que quiere mantener en la plantilla, el mensaje que Zubizarreta da no deja dudas ‘es un jugador con el que contamos’ o ‘se hablará con él próximamente’, así son los mensajes del director deportivo y en el caso de Dani Alves, el segundo discurso ha sido el utilizado hace apenas unos días en rueda de prensa.

Pero aquella no es la única clave, el presidente Bartomeu, mientras viajaba a Brasil para presenciar la final de la Copa del Mundo dijo que aún podrían llegar uno o dos fichajes más, sabemos que uno es seguro, el del central (cruzamos los dedos para que así sea), pero el otro no será para la delantera, ya completa, ni para el centro del campo del cual ya se está satisfecho aún cuando Xavi se marchara, el segundo fichaje tendría que ser para la defensa y ese podría ser para sustituir a Dani Alves.

La que parece una inminente salida de Dani Alves del Barcelona, puede pesar, el brasileño es un peso pesado del equipo, una voz que sale siempre en defensa del Club y de sus compañeros, un futbolista que nos entretiene dentro de la cancha y también fuera, porque su personalidad es para disfrutarse. Pero el Barcelona vive momentos de cambios, no de raíz pero sí profundos y estos cambios pueden llevarse a otros aires a Alves, un defensa que dejará muy buenos recuerdos y a un pupilo como Montoya bien encaminado.

Get Adobe Flash player

Relacionados