thumbnail Hola,

El delantero croata ha ido dejando una estela de tantos por todos los equipos en los que ha jugado y ahora llega al Vicente Calderón para hacer olvidar a Diego Costa

PERFIL

El corazón de los aficionados del Atlético de Madrid ya tiene nuevo dueño. La nueva referencia del ataque "colchonero" es Mario Mandzukic. El jugador croata ha dejado una estela de goles por todos los equipos por los que ha pasado y es un seguro para los "colchoneros" de cara a la sustitución de Diego Costa.

En el Vicente Calderón se han convertido en expertos para sustituir a delanteros, ya lo hicieron con Fernando Torres, con la dupla Forlán y Agüero, con Radamel Falcao y ahora toca hacerlo con el hispano-brasileño. El fichaje del jugador de 28 años no es ningún experimento y llega más que contrastado desde uno de los grandes de Europa, el Bayern de Múnich, donde se ha acabado quedando sin sitio pero, vayamos por partes para conocer mejor a este jugador.

Su debut en la élite podujo en el NK Zagreb de su país natal en la temporada en temporada 2005-2006 en la que no cuajó un buen año. Era joven y hubo paciencia con él y en la segunda temporada en el club agradecerían la confianza, ya que hizo tres goles y mostró nivel para que el Dinamo de Zagreb se fijara en él para sustituir a Eduardo, que se marchaba con Arsene Wenger al Arsenal.

En el grande del fútbol croata explotaría y debutaría en la UEFA Champions League. En la primera temporada sus números empezaron a mejorar y acabó el curso 2007/2008 con 12 dianas en su cuenta particular. Durante sus tres temporadas allí se destapó como un goleador nato e hizo la cifra de 52 goles en 110 partidos y además también regalaba goles, ya que acumuló 36 asistencias entre todas las competiciones. Ya en 2009 llegaban cantos de sirena desde la Bundesliga para dar el salto a la élite europea pero el Dinamo espantó al Werder Bremen cuando pretendían su fichaje.

Finalmente, en el verano de 2010 emprendía camino al Wolfsburgo que trataba de reconstruir el proyecto ganador que le llevó a ganar la Bunddesliga en 2009 con Edin Dzeko como estilete. Los 20 goles que el croata hizo en sus dos temporadas en el equipo no valieron para reeditar el campeonato pero sí para que el más grande de Alemania, el Bayern de Múnich se encaprichara y buscara firmarlo.



Era la oportunidad de su carrera y Mario no la desaprovechó, ya que en su primera temporada hizo 15 goles en 24 partidos y acabó siendo parte importante del triplete histórico que consiguieron de la mano de Jupp Heynckes. El delantero croata no era indiscutible pero sí una pieza importante pero con la llegada de Guardiola al equipo bávaro se complicó su futuro.

Pese a su olfato goleador a Pep Guardiola no le terminaba de encajar en su equema ni en su estilo de juego, además alinear a todos los jugones que tenía en su vestuario requería un sacrificio y cuando Thomas Muller estuvo sano le ganó terreno actuando como falso "9". Pese a no casar con él, el técnico catalán se benefició de sus 18 goles para llevarse la Bundesliga y lo utilizó en la semifinal de la Champions League cuando necesitó todo su potencial de ataque.

Ahora, la idea de el ex del Barcelona y la llegada de Robert Lewandowski le cerraban la puerta del Allianz Arena pero le abren las del Vicente Calderón y las del reto que allí se escondde, ya que defenderá la camiseta del actual campeón de Liga y subcampeón de Europa. Allí se encontrará con Diego Simeone, un motivador nato que se ha quedado huérfano de delanteros y lo hará volver a sentirse importante. En su plenitud física y con la madurez adquirida, el "Cholo" puede sacar los mejor del croata como hizo con Diego Costa al que convirtió en un delantero top mundial. No obstante, Mandzukic no tiene el mismo perfil que el hispanobrasileño.

El nuevo jugador colchonero es un rematador y puede tener menos influencia en el ataque combinativo y en la rupturas a la contra que el nuevo jugador del Chelsea pero puede que eso no sea negativo ya que poteciará la reaparición en ataque de Adrián, que con su movilidad puede generarle espacios e hincharse a darle asistencias. Por detras, Koke puede tener un nuevo socio, y Juanfran y Filipe o, en su defecto, Siquiera, contarán con un seguro de que, cuando suban como puñales, sus centros encontraran rematador. El Atlético ya tiene su "cazagoles".

Relacionados