thumbnail Hola,

Mientras gasta millones en porteros, mediocampistas y delanteros, el Barça sigue sin resolver su mayor problema: el del central. La mejor opción es la del alemán, de enorme Mundial

OPINIÓN

Nadie hubiera imaginado que Brasil encajaría siete goles en un partido y que, para ese entonces, el FC Barcelona no habría fichado todavía a un defensa central. Llegaron Marc Ter Stegen, Ivan Rakitic y Claudio Bravo; se fue Cesc Fábregas, se irá Alexis Sánchez y llegará Luis Suárez, pero en el Camp Nou aun no hay noticias sobre la contratación más buscada de los últimos años.

En el mundo suceden cosas raras, como el 7-1 de Alemania a la Canarinha, pero en la Ciudad Condal lo más lógico sigue sin ocurrir. El refuerzo más necesario no se ha concretado y Luis Enrique continúa planificando la temporada 2014-15 sin haber solucionado el gran problema que acusaron los blaugrana en el último tiempo, sin haber fichado a ese central de jerarquía que se resiste a cuatro días de la finalización del Mundial de Brasil.

Posiblemente en estas horas se anuncie el arribo del actual delantero del Liverpool al club catalán, y un pastón se pagará por él. El uruguayo será una pieza -importante- más en este Barcelona que parece olvidar la cantera, pero que no tira de cartera para resolver la cuestión central. Para cubrir la posición que más dolores de cabeza le ha traído. Mientras se van los Cesc o los Alexis, mientras arriban los Neymar o los Suárez, el zaguero sigue sin aparecer. El Barcelona se permite gastos innecesarios en posiciones del campo que tiene cubiertas con hombres de jerarquía, y deja huérfana de referentes la zona del terreno que más los necesita.

Volviendo a la catástrofe brasileña de este martes, pienso en dos nombres protagonistas en la noche del 'Mineirazo': Thiago Silva y Mats Hummels. El del PSG por su ausencia, clave para entender parte de la debacle de los sudamericanos. El del Borussia Dortmund por su ascendencia en la selección alemana, con la que está cuajando un Mundial perfecto. Ambos volvieron a salir a escena en Barcelona durante las últimas horas, colocándose en la agenda culé. Si algún día va en serio lo de fichar un central, entre el joven Marquinhos (20) y el experimentado Thiago Silva (30) habría que elegir a Hummels (25).

Relacionados