thumbnail Hola,

El futbolista uruguayo se incorporaría a la competición a partir del mes de noviembre y prácticamente se perdería la primera vuelta de la Liga, por lo que el Barcelona necesita ...

OPINIÓN

El Barcelona de Luis Enrique parece que va a apostar por un juego combinativo entre la profundidad por bandas con Neymar, Pedro, Deulofeu o Alexis Sánchez, y el fútbol de toque capitaneado por Ivan Rakitic, Busquets o Andrés Iniesta, y viendo las carencias ofensivas por las que pasaron los del Tata Martino al no poseer un delantero referencia, los esfuerzos de la directiva blaugrana se están centrando en traer a un '9' puro que remate la gran cantidad de ocasiones que genera esta plantilla.

Todas las miradas apuntan Luis Suárez, el futbolista más en forma la pasada campaña en la Premier League con un curriculum violento que eclipsa todas sus buenas acciones sobre el campo. Tras el mordisco a Chiellini y la sanción de cuatro meses sin jugar impuesta por la FIFA, Suárez ha visto devaluado su valor, pero pese a ello, parece que el Barcelona lo tiene claro.

Pero se equivocarían apostando solo y exclusivamente por un jugador que se incoporaría a finales de año. Luis Suárez llegó como un avión la pasada campaña tras la sanción anterior y no paró de marcar goles en el segundo tramo de la temporada, llegando a pelear el trofeo de Bota de Oro.

Sería un error volver a confiar en que Suárez realice una temporada similar en la Liga BBVA, y más aún, arriesgar el primer tramo de campeonato sin delanteros de garantías sobre el terreno de juego. A Luis Suárez le tiene que acompañar otro delantero con valor en el circuito europeo que pueda suplir los goles del jugador del Liverpool para mantener al Barcelona en lo más alto tanto en Liga como en la Liga de Campeones. La llegada de Ivan Rakitic podría escorar a Lionel Messi a una banda y, con Neymar en la otra y un delantero referencia, Luis Enrique tendría sobre el papel una delantera temible.

 

Artículos relacionados