thumbnail Hola,

Tanto en lo referente a salidas como a incorporaciones, este verano la medular del conjunto blanca está dando que hablar

Todo hace indicar que este verano en el Real Madrid, respecto al mercado de fichajes y sus consecuencias, la línea que más dudas genera es la del centro del campo. Poco o nada se habla de la portería, bien cubierta a pesar de los conflictos que últimamente está generando ese puesto; así como de la defensa, también con buenos recambios en todas las posiciones. Pero la medular madridista es otro cantar; una prueba de ello son los rumores, que esta temporada se centran en los centrocampistas y no en las demás demarcaciones -salvo los nombres de Luis Suárez al inicio de verano y el de Radamel Falcao en los últimos días-.

La prensa ha colocado en la órbita del Real Madrid a un buen puñado de medios, aunque ya han quedado atrás las especulaciones que ponían a Paul Pogba o Arturo Vidal con la camiseta blanca, que eran los jugadores estrella que más relacionaban con la entidad antes de la disputa del Mundial. Los últimos objetivos madridistas, según algunos medios, serían Toni Kroos o Luiz Gustavo, algo más asequibles en cuanto a precio que la anterior pareja.

Pero no solo se habla de incorporaciones, también de posibles salidas, porque Casemiro tendría todas las papeletas para abandonar la disciplina del conjunto blanco tras no encontrar su sitio en el equipo de Carlo Ancelotti. Asier Illarramendi, que no ha conseguido ganarse la confianza del técnico -muy sonada fue su suplencia en la final de la Champions League-, también es otro de los que podría salir cedido en este mercado estival. Otro que no terminaría de tener el puesto asegurado es Sami Khedira, que está en una situación similar a la que vive Kroos en el Bayern Múnich: finaliza contrato en 2015 y a estas alturas aún no ha renovado -con lo que de seguir así, podría negociar con cualquier equipo a partir del próximo mes de enero-. Mención aparte merece Ángel Di María, al que pase lo que pase siempre se le sitúa entre los deseos de una buena cantidad de equipos.

Lo que parece bastante claro es que el Real Madrid debe reforzar el centro del campo si quiere aspirar con garantías a todos los trofeos que disputará la temporada que viene. Una temporada que será algo más larga de lo habitual con la disputa de tres torneos más -la Supercopa de Europa, la Supercopa de España y el Mundialito de Clubes-.

Relacionados