thumbnail Hola,

Reportaje: Los americanos han dominado la Copa del Mundo en Brasil. España, Italia e Inglaterra se equivocaron con su preparación

No es precisamente la primera vez. Algunas de las selecciones más poderosas de Europa ya están de vacaciones después de no poder pasar la primera ronda en la primera Copa del Mundo que se celebra en América del Sur en los últimos 36 años. Esta tendencia se repite durante los 84 años que tiene la competición y a los países europeos aún les cuesta aclimatarse a este ambiente.

Los equipos europeos suelen ganar el torneo en su propio continente, mientras que los americanos suelen triunfar cuando se juega más hacia el oeste. Sólo ha habido una excepción en este patrón y fue cuando Brasil venció en Suecia en 1958.

Aunque nada se puede apostar todavía sobre quién será el ganador en esta edición de 2014, las primeras impresiones dan a entender que los europeos han vuelto a sucumbir una vez más.

En Alemania 2006, 10 de los 16 clasificados para la ronda de octavos fueron para equipos europeos pero ahora sólo seis países del viejo continente han logrado superar la fase de grupos. La posibilidad de que las finales sean europeas como hace ocho años son realmente escasas.

Con España, Italia, Portugal e Inglaterra fuera del torneo, muchos se preguntan si el calendario era apropiado para los equipos europeos, a quienes han enviado directamente fuera de los octavos de final.

Como Lennox Lewis preparándose para defender su título de los pesos pesados contra Hasim Rahman en Sudáfrica mientras llegaba a Hollywood para grabar 'Ocean's Eleven', algunas de las selecciones más importantes se auto-impusieron un hándicap descuidando su preparación de cara a la fase de grupo
CLASIFICADAS A OCTAVOS: POR CONTINENTES
CONTINENTE

EUROPA
SUDAMÉRICA
ÁFRICA
NORTEAMÉRICA
ASIA
MUNDIAL

13
6
5
4
4
CLASIFICADA

6
5
2
3
0

Para empezar, Cesare Prandelli y Roy Hodgson debutaban en Manaos pero en vez de marcharse pronto al Amazonas para aclimatarse, establecieron sus concentraciones cerca de Río de Janeiro y sufrieron con el cambio de clima.

Habría sido más acertado dirigirse al norte de Brasil los días previos al toreno que marcharse a Miami como hizo Inglaterra. ¿Para qué ir a un sitio parecido cuando se puede ir al lugar en cuestión? Por su parte, Italia aún seguía en Europa esos días y después se establecieron en Mangaratiba, cerca de Río de Janeiro, a pesar de que todos sus partidos se jugarían en otra zona.

Algo parecido hizo Portugal. Se estableción en Campinas, a las afueras de Sao Paulo, uno de los lugares más frescos del país. Sin embargo, dos de sus partidos se desarrollarían entre el calor pegajoso de Manaus y Salvador. España fue aún más al sur, a Curitiba, pero su debut también era en Salvador.

Incluso dos semanas extra para aclimatarse a las condiciones tropicales no han evitado una temprana eliminación, pero seguramente tendrían que haber pensado más en reducir los viajes de los jugadores que en la propia aclimatación.

Hay quien sugiere que los partidos no se deberían haber jugado a la 1 de la tarde en las ciudades más calientes del norte pero cuando se habrían jugado entonces? Del mismo modo, Louis van Gaal ha llegado a criticar que el torneo está diseñado a las medidas de Brasil y no se han interesado por lo que podían sufrir los europeos.

Pero la verdad es que muchos europeos deben asumir que simplemente no han preparado bien el torneo ni han jugado como se esperaba. Holanda ha conseguido adaptarse a los cambios de tiempo y la humedad y también lo han hecho Grecia, Francia, Bélgica, Alemania y Suiza.

Cuando España perdió contra Chile. El partido se celebró a las 4 de la tarde con el clima templado de Río e Inglaterra perdió contra Uruguay en un día frío en Sao Paulo. Italia perdió frente a Costa Rica en la humedad de Recife pero Prandelli no culpó al tiempo.

"Es inútil culpar al calor. Tenemos que recuperar la energía física y mental. Sabíamos cómo era el calendario desde hace tiempo. No hay que poner excusas", indicó.

En general, Europa ha vuelto a fallar en su organización, y el éxito de España en el invierno sudafricano seguramente no volverá a repetirse para un europeo hasta la edición de 2022.

Entre los pobres resultados de las selecciones asiáticas y una mezcla de sensaciones entre las africanas, las americanas están destinadas a dominar este Mundial, gracias tanto a la fuerza de sus preparaciones como a la familiaridad con el entorno, que siempre supone una ventaja

Sigue a Kris Voakes en

Artículos relacionados