thumbnail Hola,

La sanción de la FIFA al uruguayo lo tendrá totalmente apartado del fútbol durante 4 meses

OPINIÓN

Mucho se habló este verano, tras la impresionante temporada de Luis Suárez, de los posibles destinos del uruguayo de cara a la próxima campaña.

Lo cierto es que la lucha parecía ya prácticamente un binomio entre Real Madrid y Barcelona cuando el delantero del Liverpool sorprendió a todos en el partido de grupos de la Copa del Mundo contra Italia mordiendo en el hombro a Giorgio Chiellini.

No era la primera vez que el charrúa hacía algo parecido. De hecho, en Inglaterra la FA ya lo sancionó en el pasado con diez partidos tras morder también a Branislav Ivanovic. La diferencia es que en esta ocasión, en una Copa del Mundo y con todas las miradas puestas en el juego limpio, parecía claro que Suárez tampoco se iría de rositas.

Así todo, la sanción todavía sorprendió por su contundencia, siendo de nueve partidos con la selección uruguaya y una prohibición de cuatro meses que le impide prácticamente ejercer nada relacionado con el fútbol, incluído acudir a los estadios a ver los partidos.



Por suerte para él y para los interesados en sus servicios, y según ha podido confirmar Goal, la sanción no le prohibe abandonar el Liverpool para fichar por otro club aunque, ¿están todavía interesados Real Madrid y Barcelona en hacerse con sus servicios? 

Probablemente sí, al menos de momento, aunque quizás no esté tan claro si las cantidades astronómicas que ya estaban sonando en la prensa deportiva serán finalmente pagadas por algún club, en el caso de que haya un club interesado en fichar a un jugador sancionado por cuatro meses.

Habiendo otras opciones en el mercado de fichajes, jamás ficharía a un jugador que se perderá prácticamente los dos primeros meses de Liga, sobre todo si se trata de un jugador bueno, pero también caro.

Ante este problema se presentan dos posibles alternativas para seguir queriendo ficharlo, incluso a pesar de la sanción. Una de ellas sería que el Liverpool rebajase de forma notoria el precio de salida del jugador a una cantidad que sí fuese apetecible con sanción incluída. La otra opción, quizás la más segura de todas, sería esperar al mercado de invierno, al que el futbolista llegaría completamente limpio.

Relacionados