thumbnail Hola,

Cuando todo hacía indicar que el francés abandonaría el conjunto blanco, Florentino Pérez le habría ofrecido entrenar al filial madridista

OPINIÓN
Zinedine Zidane y el Real Madrid. El Real Madrid y Zinedine Zidane. El 10 de julio de 2001 nació esta asociación que tanto ha dado tanto al jugador como al club. Caminando de la mano, durante las cinco temporadas que el francés vistió la camiseta blanca, el Santiago Bernabéu vio cómo las vitrinas se llenaban con una Champions League, una Liga, una Supercopa de Europa y una Supercopa de España. El 7 de mayo de 2006 la elegancia de Zidane abandonada el césped del coliseo blanco, como jugador, por última vez.

En esta temporada recién terminada volvería al Real Madrid para compartir banquillo con Carlo Ancelotti, y en la sombra, lo cierto es que a Zidane se le ha visto bastante cómodo. Ahora, Florentino Pérez debería cuidar al héroe de la Novena, ya que podría convertirse en el inquilino potencial del banquillo blanco.

Todo hacía indicar que el próximo curso Zinedine Zidane abandonaría las faldas del técnico italiano para marcharse a entrenar a ‘su’ Girondins de Burdeos, pero finalmente esa opción parece haberse truncado y el presidente blanco le habría ofrecido hacerse cargo del Real Madrid Castilla, algo con lo que Florentino Pérez acertaría de pleno.

A Zidane se le ha visto cómodo siendo la mano derecha de Ancelotti. Es obvio que no es lo mismo hacer las veces de segundo técnico que ocuparse de una plantilla integralmente, pero si hay alguien que es capaz de dar el salto, ese es sin duda el francés. En alguna ocasión se ha visto a Zidane salir del banquillo para dar órdenes, ha formado parte de los entrenamientos, y sobre todo, ha sido clave en el crecimiento de Karim Benzema en esta temporada, algo que ha agradecido el ‘9’ blanco dedicándole alguno de sus últimos goles (al que incluso llama ‘hermano’ según pudimos ver en el tweet que le dedicó Benzema a la leyenda francesa por su reciente cumpleaños).

Con estos alicientes, hacerse con los mandos de un Real Madrid Castilla recién descendido a Segunda División B podría ser el desarrollo perfecto de Zidane como entrenador, aparte de tratar la cantera blanca de cerca, alguien a quien se respeta y se hace respetar.

Relacionados