thumbnail Hola,

El central del Barcelona no ha tenido su mejor año y aunque parte como titular podría perder su puesto en favor de Javi Martínez o incluso de Raúl Albiol

OPINIÓN 

La previa del Mundial 2014 está siendo para España la de las dudas. Dudas en las convocatorias y más dudas sobre el que puede o debe ser el once titular tipo que utilice Vicente Del Bosque de cara a la Copa del Mundo en la que "La Roja" intentará reeditar el título obtenido en 2010. El bloque es el mismo pero el momento de los jugadores ha cambiado.

La defensa ha ido evolucionando durante estos últimos años. En Sudáfrica, Carles Puyol fue indudablemente el mariscal de la zaga junto a un todavía inexperto Gerard Piqué. El ex del United apuntaba maneras y tras el nivel que ofreció junto a Sergio Ramos en la Euro 2012 podría intuirse que España tendría centrales para muchos años por la juventud de su integrantes.

Sin embargo, Ramos ha ido a más y el catalán ha ido a menos. Piqué ha tenido un mal año en el Barcelona en el que no ha acabado de coger el ritmo de competición por culpa de las lesiones. La apatía que ha desprendido el año blaugrana se cierne también sobre el "3" que está totalmente recuperado y parte como el favorito para formar pareja con el héroe de la "décima", que ha sido señalado como el gran líder de esta selección en Brasil.

Si Piqué decepciona frente a Holanda, Del Bosque es consciente de que tiene otras opciones que quizás en otros torneos no tuvo. Javi Martínez se ha destapado en el Bayern de Múnich como un central de galones y clase que para nada desentonaría formando pareja con Sergio Ramos y que comparte con Piqué la cualidad de sacar la pelota desde atrás.

Además, el ex jugador del Athletic de Bilbao es un factor muy aprovechable a la hora de finalizar balones parados, una de las grandes virtudes del tándem Ramos/Pique y que fue fundamental en las semifinales de la edición de 2010 cuando una jugada "made in Barça" propició el gol que remató a Alemania y metió a España defnitvamente en la final.

Albiol siempre ha sido el cuarto central de "La Roja" pero su situación ha cambiado radicalmente conforme a lo que vivió en competiciones internacionales precedentes a las que llegó sin tener demasiado protagonismo en el Real Madrid. Este año, Albiol llega en forma tras ser un fijo en el Nápoles y podría unirse a la variedad defensiva que tiene Del Bosque a su disposición.

Gerard Piqué debe ser indiscutible pero este año juegará con la presión o la motivación de saber que tiene que dar todo de sí mismo porque si no cumple su papel ni aporta el nivel esperado, hay opciones de sobra para poder suplirle. Piqué no puede dormirse sino cuando abra los ojos podría perder el protagonismo que todo jugador desea tener en la Copa del Mundo.

Relacionados