thumbnail Hola,

El conjunto azulgrana necesita reforzar su plantilla, y con tan solo cinco incorporaciones puede hacer soñar a la afición culé

El FC Barcelona ya ha empezado a rastrear el mercado en busca de la necesitada renovación de plantilla que se va a llevar a cabo en el conjunto azulgrana. El primero en llegar ha sido Ter Stegen, y parece que la contratación de Claudio Bravo parece muy cercana, por lo que la portería queda ya cubierta tras la marcha de Víctor Valdés y José Manuel Pinto. Ahora toca reforzar todas las demás líneas.

Vayamos por partes. El refuerzo en el eje de la defensa es más que obligado tras la marcha de Carles Puyol. Ya esta temporada pasada se pudo ver que los del Tata no estuvieron finos a nivel defensivo. El único fijo es Gerard Piqué, y cuando este se lesiona los palos del Camp Nou empiezan a temblar. Descartado David Luiz, que tampoco hubiera sido una incorporación acertada, y menos por 50 millones, hay que fijar la mirada en otros zagueros. Marquinhos parece ser el mejor situado. El Barcelona está interesado en él desde hace varios años y él no diría que no. El brasileño debe ser la prioridad, ya que otros como Mathieu no tienen ni la calidad ni la proyección de futuro que ilusionaría a la afición culé.

No es necesaria la contratación de dos centrales. Con el fichaje de Marquinhos, serían cuatro los defensores del Barcelona: Piqué, Mascherano, Bartra y el carioca. La incorporación de un quinto central lo único que provocaría sería su descontento por contar con pocos minutos o cortar la prometedora progresión de Bartra. Los laterales están bien cubiertos, pero si finalmente Dani Alves decide buscar una salida, habría que buscarle un substituto. Cuadrado es la opción de la que más se habla, pero la verdad es que hace ya tiempo que no juega de lateral. Con este panorama, Séamus Coleman podría ser una buena apuesta. El carrilero del Everton ha realizado una magnífica campaña y sería ideal para alternarse la posición con Martín Montoya, quien se merece más oportunidades.

En el centro del campo, tras la llegada de Rafinha, los refuerzos han de ser muy pocos. En realidad, sólo uno. Koke Resurrección está llamado a ser la futura brújula de la selección española. El del Atlético de Madrid sería un perfecto relevo para Xavi Hernández, que poco a poco va a ir bajando su participación en el equipo. Mucho se ha hablado de Pogba o Arturo Vidal, jugadores que no necesita en absoluto el Barcelona. Alexander Song no debe salir del equipo porque, ¿qué otro jugador aceptaría ser el 90% de los partidos suplente de Sergio Busquets? El camerunés cumple cuando sale al terreno de juego y no hay necesidad de buscarle una salida. Con las llegadas de Koke y Rafinha, el centro del campo de los azulgranas estaría compuesto por Iniesta, Koke y Busquets, con Xavi, Fàbregas, Song y el ex del Celta en el banquillo. Un auténtico lujo sólo realizando un fichaje.

Y arriba es donde debería llegar el esfuerzo de la directiva del Barcelona. El fichaje de Fernando Llorente es completamente necesario. Se ha demostrado que el club de la ciudad condal necesita un ‘plan B’, un delantero puro. La llegada del ex del Athletic sería una gran noticia para todos los culés. Además, su fichaje se podría abaratar utilizando a Alexis Sánchez en la operación, quien la Juventus desea desde hace tiempo.

Por último, el fichaje estrella de la temporada debería ser Sergio ‘Kun’ Agüero. El argentino encajaría perfectamente en el ataque del Barcelona y formaría un tridente mortal con Lionel Messi y Neymar. El argentino se entiende a la perfección con el ‘10’, y puede ser otra manera de motivarlo para que no vuelva a hacer una temporada como la pasada. Pep Guardiola dijo tras la final de Wembley que el club debía rodear a Messi de los suyos para que se sintiera cómodo, y Agüero es uno de ellos. Con la llegada de el del City, el Barcelona tendría a 6 jugadores para tres posiciones: Neymar, Messi, Agüero, Llorente, Pedro y Deulofeu.

Este sería el perfecto mercado de fichajes para el Barcelona, dando de baja a algunos jugadores que ya no tienen cabida en el club como Cristian Tello. Con un buen y justificable esfuerzo económico, la directiva de los catalanes puede dar a la afición azulgrana motivos para soñar y para ver a su equipo en lo más alto otra vez.

Artículos relacionados