thumbnail Hola,

Los rojiblancos viven una de las mejores temporadas de su historia, mientras que el colombiano no consiguió ganar con el Mónaco y se lesionó de gravedad

El Atlético de Madrid y Radamel Falcao pusieron fin a una fructífera relación de dos años al finalizar la pasada temporada. El colombiano puso rumbo a Mónaco a enrolarse en un ambicioso proyecto de mano del multimillonario ruso Dimitri Rybolovlev, que pagó a los rojiblancos unos 60 millones de euros por el traspaso del 'Tigre'.

Parecía que el Atlético de Madrid no se podría recuperar del golpe que era ver como su estrella abandonaba el club. Los rojiblancos ficharon a David Villa a precio de ganga procedente del FC Barcelona, y depositaron tanto en él como en Diego Costa -que ya el año anterior había empezado a dejar muestras de su calidad- todas las esperanzas del equipo de Simeone.

Pues bien, al Atlético no le ha podido ir mejor desde que dejó escapar a Falcao. Los rojiblancos se han hecho con el campeonato nacional de Liga 18 años después y se encuentran en una final de Champions League -Copa de Europa antes- tras 40 años de sequía, cuando la perdieron ante el Bayern Múnich en aquel encuentro de desempate de infausto recuerdo para la parroquia rojiblanca.

Diego Costa ha demostrado ser este año uno de los delanteros más letales del fútbol europeo. Villa ha sido un fiel escudero que volvió a encarnar un papel secundario como tenía en el Barcelona y Raúl García ha sido el invitado sorpresa de esta temporada, viendo puerta con una facilidad asombrosa y marcado goles de suma importancia para los suyos. A eso hay que añadir la aportación de hombres del centro del campo, como pueden ser Koke y Arda Turan. Todos ellos han hecho que el Atlético de Madrid no eche de menos a Radamel Falcao.

Al que no le ha ido muy bien en el cambio ha sido a Radamel. El colombiano se fue a un equipo que comenzaba un proyecto nuevo en Ligue 1, y si bien vio como su cuenta corriente crecía de manera exponencial, el conjunto en el que recalaba no jugaba ni en Europa y era un recien ascendido.

Falcao siguió marcando goles y demostrando que es uno de los mejores delanteros del planeta, pero su temporada se vio truncada el pasado 22 de enero al caer lesionado de los ligamentos de la rodilla, lo que le haría perderse el resto de la temporada y muy probablemente el Mundial de Brasil. Falcao ha terminado la temporada con 11 goles en 19 partidos, y el Mónaco no ha conseguido ganar ni la Ligue 1 ni la Copa de Francia esta temporada, con lo que se puede decir que al Atlético de Madrid le ha ido bastante mejor después de esta separación.

Artículos relacionados