thumbnail Hola,

Os presentamos las alternativas que dispone Carlo Ancelotti para suplir las bajas de ambos jugadores en la final; una de ellas segura, y la del central, probable

La final de la Champions entre Real Madrid y Atlético puede estar marcada por las ausencias. Jugadores importantes de ambos equipos ven peligrar su participación en el trascendental partido de Lisboa.

En los blancos, Xabi Alonso es la primera baja segura, por acumulación de tarjetas, en una lista que podría crecer y a la que probablemente se sume Pepe, con la duda del concurso de Benzema y el propio Cristiano Ronaldo.

Estas son las alternativas que tiene Carlo Ancelotti para recomponer el once en caso de que el central brasileño, internacional con Portugal, no pueda participar y los recambios que hay en la plantilla por el tolosarra.

Los sustitutos de Pepe


Raphael Varane sería el relevo natural de Pepe en el centro de la defensa. Es cierto que las lesiones no han acompañado al jugador francés en un año llamado a ser el de la confirmación, tras la explosividad vivida en la Liga española por el ex de Racing de Lens en el pasado curso.

Los escasos doce partidos jugados como titular son a la vez una ventaja y una desventaja, significando menos kilómetros en las piernas y a la vez menos ritmo de competición para un duelo que necesita de jugadores experimentados acostumbrados a disputar partidos. Un axioma del que cumple Varane la primera parte, el de la experiencia.

Si Varane es una alternativa, Nacho es una remota opción. Un riesgo de los que podrían salir fortalecidos o tremendamente debilitados, tanto defensor como entrenador, si la apuesta saliera bien o mal. 

La presión impuesta por Real Madrid para regresar a casa con la Décima no invita a pensar a que el canterano ocupe el eje de la zaga. Un papel que asumirá, eso sí, en un futuro cercano dado su buen desempeño y la profesionalidad demostrada por el mirlo.
Los sustitutos de Xabi Alonso

“Estoy contento con él, porque después de unos partidos bajos, ha jugado hoy con ritmo, con buena posición en el campo", dijo recientemente Ancelotti sobre Asier Illarramendi.

El guipuzcoano fue contratado para asumir galones y ser la pareja de baile de su paisano Alonso o del propio Khedira.

Su estreno como madridista está dejando dudas, en especial en los partidos importantes, donde Illarra ha estado cohibido y timorato. Ese es el principal miedo de gran parte del madridismo, que las sombras le acechen en Da Luz como en la noche de Dortmund.

Sami Khedira ha regresado a tiempo para ponerse a punto para el Mundial. La cuestión es si en esta fase de toma de contacto aguantaría los 90 minutos de un partido ante el Atlético de Madrid, el cual pasa por ser el equipo de Europa que más exige a sus rivales.

El alemán ha demostrado que tiene el rol para asumir la posición en el campo pero el estado físico puede ser un handicap que juegue en su contra.

Existe otra opción que en el Real Madrid no ha cuajado pero que en otros equipos ha tenido un resultado extraordinario.

Consistiría en subir de posición a uno de los centrales, Ramos o Pepe, y que su sitio lo ocupara Varane. De este modo se daba un espíritu más férreo al equipo pero se sacrificaría tanto la salida de balón como la capacidad de abarcar un mayor espacio en la medular. Rectitud por flexibilidad.

Para un entrenador como Carlo Ancelotti, partidario del equilibrio, suena a una quimera que utilice este dibujo en la capital portuguesa y con una Copa de Europa de por medio.



Artículos relacionados