thumbnail Hola,

Hablar de Simeone es hablar de fútbol en estado puro. El argentino cogió un equipo hecho jirones y lo amoldó a su imagen para conseguir un grandísimo campeón

El martes 27 de diciembre de 2011 era presentado Diego 'Cholo' Simeone como nuevo técnico del Atlético de Madrid en sustitución de Gregorio Manzano. El equipo rojiblanco venía de caer eliminado en Copa del rey por un Segunda B pocos días antes y marchaba mal clasificado en Liga BBVA, encaminado hacia la deriva. El equipo estaba roto, Falcao era el único que destacaba entre la mediocridad y hacía falta un cambio de timón. Nadie imaginaba lo que vendría después.

28 meses después de aquello, el Atlético de Madrid ha ganado una Europa League, Supercopa de Europa, Copa del Rey y ahora una Liga. Además, le queda una final de Champions League el 24 de mayo en Lisboa, algo que no ocurría desde hace 40 años. No calificar de gesta lo que ha hecho Simeone con este equipo sería poco menos que injusto. Y no nombrarlo a él el mejor entrenador del curso 2013/2014, una osadía.

Simeone regresó sin hacer ruido a Madrid, pero ahora es un icono mediático a la altura de los mejores entrenadores. Un motivador nato, un gran estratega que sabe sacar lo mejor de cada jugador. Un técnico que no tiene preferencias, que trata a todos los jugadores por igual, y a los que solo les pide una cosa: sacrificio. Simeone le ha ganado la partida esta temporada a técnicos como Ancelotti o José Mourinho, que cuentan cada uno con dos Champions en su poder. El 'Cholo' ha ido al Bernabéu y ha ganado, ha eliminado al Barcelona de Europa y ha derrotado a ambos en la Liga.

Antes de llegar al Atlético, Simeone había desarrollado toda su carrera como técnico en Argentina, exceptuando 24 encuentros que dirigió al Catania en Italia. Era una incógnita absoluta en rendimiento del de Buenos Aires. Simeone es Atlético de corazón, quedó enamorado de este club en su etapa como jugador y lo hace saber en cada partido. Consiguió convencer a una grada que si antes lo quería, ahora lo venera. Simeone está hecho para el Atlético de Madrid y el Atlético de Madrid está hecho para Simeone, es un amor puro, sin fisuras.

Ahora le viene lo más difícil al 'Cholo', convencer a este equipo de que pueden seguir ganando a pesar de no ser los favoritos en ninguna competición. Otro reto más para un Simeone que es capaz de cualquier cosa yendo partido a partido y no preocupándose por el futuro.

Relacionados