thumbnail Hola,

El canterano sevillista tiene una gran oportunidad para volver a dispararse como uno de los grandes talentos del fútbol español en una final europea en la que sería titular

Si uno piensa en las armas que puede tener el Sevilla para llevarse la final de la UEFA Europa League que disputará el miércoles ante el Benfica rápidamente se vienen varios nombres y opciones en la cabeza. Ivan Rakitic y Carlos Bacca son los grandes argumentos, otros secundarios como Reyes y Vitolo han sido claves en esta competición pero pocos pensarán en el nombre de Alberto Moreno.

El canterano sevillista fue la gran sorpresa de la temporada pasada. Irrumpió con fuerza en el equipo actuando como lateral zurdo cuando siempre había sido extremo. Unai Emery realizó con él una obra similar a la que hizo en el Valencia con Jordi Alba. Su progresión desperto el interés de grandes equipos pero la nueva cláusula que instauró su renovación le puso un precio más prohibitivo.

Llegó su primera convocatoria con la selección pero ahí empezaron los primeros malos momentos para Moreno. De repente, en menos de seis meses se vio en medio de un foco mediático inimaginable y rumores de clubes importantes que supuestamente querían hacerse con sus servicios no le favorecían en nada. El jugador del barrio sevillano del Cerro del Águila alternó buenas actuaciones como en el partido de vuelta de otavos frente al Betis, en la que puso dos balones de gol, con otras que empezaban a condenarle al banquillo.

Las buenas apariciones de Fernando Navarro han empezado a relegarle a la suplencia pero parece que frente al Benfica volverá a ser de nuevo titular. El heredero del dorsal "16" que luciera Antonio Puerta, ya es el ídolo reconocido del hijo del futbolista fallecido y ahora tendrá la oportunidad de reconciliarse con el corazón del sevillismo en la ansiada final que se disputará en Turín.

Moreno debe jugar sin presión como en esos primeros partidos en los que desbordaba en las bandas del Sánchez Pizjuán y por la izquierda junto a Vitolo, que llegará justo a la final tras encontrarse recuperándose de una lesión, puede ser el cuchillo y el argumento que necesita el Sevilla para desarbolar la defensa del Benfica, que ya fue capaz de aguantar contra viento y marea las acometidas atacantes de la Juventus en las semifinales.

Históricos de su posición y del vestuario del Sevilla como David Castedo, que ya ganó las dos copas de las UEFA que hay en las vitrinas del equipo de Nervión, cree que puede ser el gran tapado de la final por ese factor sorpresa que le caracteriza en sus incorporaciones al ataque. "Puede ser Alberto Moreno. Sus incorporaciones me recuerdan a las de Puerta y puede sorprender llegando por banda. Esperemos que juegue y que sea una de las piezas claves", comentó a Goal.

Alberto Moreno creció viendo como David Castedo, Antonio Puerta o el ahora jugador del Barcelona, Adriano Correia, subían por su banda y traían títulos al Sánchez Pizjuán. Ahora es él quien tiene que recoger el testigo que le dejaron sus maestros para cuajar una buena actuación en el partido más importante de su corta carrera. Un día señalado en el que puede ganarse un nombre en la historia dorada del Sevilla y volverse a poner en el escaparate del fútbol mundial.

Artículos relacionados