thumbnail Hola,

El cancerbero del Real Madrid jugará en Vigo su último partido de la temporada. Y quién sabe si con la camiseta merengue. Está a uno de su mejor marca de partidos imbatido

El Celta de Vigo se cruza en el camino del Real Madrid hacia Lisboa. Literalmente, además. Y es que tras los dos empates consecutivos ante Valencia y Valladolid, el equipo blanco ya piensa únicamente en la Champions League, ante las remotas posibilidades que le quedan de alcanzar el título de Liga. Aunque los hay también en el equipo madridista cuyas perspectivas de futuro tan sólo abarcan hasta el partido de este domingo en Balaídos. Concretamente, Diego López, que jugará ante el Celta su último partido de la presente temporada.

Y es que con el pase a la final de Champions League, logrado la pasada semana ante el Bayern Múnich, Carlo Ancelotti decidió alterar el orden de las rotaciones en la portería del Real Madrid: Iker Casillas jugó ante Valladolid y lo hará ante el Espanyol en la última jornada, mientras que Diego López lo hizo ante el Valencia, y este domingo ante el Celta de Vigo. Todo, para que el de Móstoles pueda llegar con un mayor ritmo de competición a esa final de Champions League que se disputa en quince días. Así las cosas, este partido en Vigo, a poco más de cien kilómetros de su Paradela natal, servirá para que Diego López se despida de la presente temporada.

Quién sabe incluso si este partido en Vigo podría ser también el último partido de Diego López con el Real Madrid. No obstante, han sido constantes los rumores de que este verano podría romperse el duopolio en la portería blanca entre Iker Casillas y Diego López, ambos inconformes con la decisión de rotarse bajo palos. Ambos buscarían el monopolio la próxima temporada… ya fuera en la Casa Blanca, o fuera de ella.

Sea como fuere, ya sea únicamente de la temporada o también del club, no hay mejor despedida para Diego López que manteniendo la portería a cero después de la notable campaña que ha cuajado en el Real Madrid. Quizás, la mejor temporada de su carrera por la espinosa empresa que tenía entre manos. Como muestra, que el lucense está a un solo encuentro de firmar su mejor marca de partidos imbatidos. Lleva 16 en las 35 jornadas de Liga que ha disputado, cuando en la 2010-11 con el Villarreal llegó a completar 17.

Hasta el momento son 34 goles los que ha encajado el gallego en el campeonato doméstico, con un promedio de 0,97. Lo que le sitúa como tercero en el Trofeo Zamora que entrega cada año el diario Marca, por detrás de Thibaut Courtois (0,63) y Gorka Iraizoz (0,97 con menos goles encajados). Aunque, eso sí, sería ya la segunda mejor marca de Diego López en toda su carrera, pues sólo en una ocasión logró cerrar la temporada con menos de 34 goles encajados: en su temporada debut en Villarreal (2007-08), con los apenas 23 goles recibidos en los 34 partidos disputados (0,67).



Artículos relacionados