thumbnail Hola,

El galés se luce tras su gol en la final de Copa ante el Barcelona. Repite el sueño de Florentino Pérez con el ‘7’ del Real Madrid, pero un año antes que el luso

El Real Madrid ganó la Copa del Rey este miércoles ante el Barcelona, pero sobre todo ganó un jugador para el futuro más cercano: Gareth Bale. El galés llegaba muy discutido por su temporada, no por sus números, pero sí por esa incompleta adaptación al equipo blanco. Bien en lo individual, con impecables estadísticas, pero no tan bien en lo colectivo, con claros problemas sobre el verde de compenetración con sus compañeros. Y es más, llegaba a esta final en Mestalla con la tremenda responsabilidad de tirar del carro blanco ante la ausencia de Cristiano Ronaldo. Un examen de altura, como se ve. Y sin embargo, el ‘11’ superó con creces la prueba.

Muy incisivo durante todo el partido, su gol imposible en las postrimerías del encuentro forma ya parte de la Historia del Real Madrid y el fútbol español. “No he visto nada así en un campo de fútbol. Sólo comparable al taconazo de Guti”, decía un futbolista ducho como Xabi Alonso tras el encuentro, ya con la Copa del Rey en la mano merced a ese gol de Gareth Bale, pasando por encima de Marc Bartra. Ideal alegoría de la carrera de Madrid y Barcelona en esos años y, cómo no, de la planificación deportiva de ambas entidades. Los blancos le sacan ahora varios cuerpos de ventaja a los blaugranas.

El ‘11’ hizo del ‘7’ en Mestalla. Sin Cristiano Ronaldo, Gareth Bale se convirtió en el salvador del Real Madrid. Tal y como el luso hiciera tres años atrás en otra final ante el Barcelona en idéntico escenario, esta vez fue el galés el que apareció con un gol al final del encuentro para brindarle la Copa al madridismo. Y al igual que sucedió con Cristiano Ronaldo, este tanto supone la explosión del jugador en el equipo, la incursión inmediata en un lugar privilegiado en el imaginario del madridismo. Nada fue igual para con Ronaldo después de ese gol en Mestalla en 2011. Nada será igual para con Gareth Bale después de su gol de este miércoles tampoco.

Aunque, quizás el caso del galés sea todavía más meritorio que el de Cristiano. No obstante, a sus 24 años, Bale le ha dado este título al Real Madrid en su primera temporada de blanco, no en la segunda, como un Ronaldo que entonces contaba 25 años. Y eso que, en su temporada de debut con el Real Madrid, el luso completó una campaña más destacada a nivel estadístico, con 33 goles y 15 asistencias (una acción de gol cada 66 minutos de juego). Pero es que Gareth Bale no sólo está muy cerca de esos guarismos (20 goles y 18 asistencias, con una acción de gol cada 77 minutos de juego), sino que además el galés le ha dado ya un título al Real Madrid. El sueño de Florentino Pérez. El público retorno a una dudosa inversión. Como sucedió entonces con Ronaldo… pero un año antes.





Relacionados