thumbnail Hola,

El final de la Copa del rey probablemente es la última oportunidad del Barca para conseguir un título esta temporada

El Barcelona está sufriendo una de las crisis más graves de los últimos años y la crítica de la afición cada vez es más fuerte. A primera vista, la temporada actual del Barcelona no parece tan dramática, pero comparándolo con la historia sí que lo es: la crisis tiene una dimensión extraordinaria. Con las últimas dos derrotas el Barca prácticamente ha perdido dos oportunidades para seguir luchando por un título. Ahora sólo le queda la Copa del Rey.

Era sólo la segunda vez en esta temporada que el Barca perdía dos partidos consecutivos. La última vez que los catalanes no consiguieron marcar ni un gol en dos partidos seguidos fue al principio de la era Guardiola. En agosto de 2008 los blaugranas perdieron el partido de vuelta en la previa para la Champions League contra el Wisla Cracovia (0-1) y el primer partido en la liga frente al Numancia (0- 1).

Para comprender las razones de la crisis culé hay que analizar las estadísticas más importantes de las dos derrotas. En el partido de vuelta de los cuartos frente al Atlético Madrid el Barca sumó, por ejemplo, su peor porcentaje de pases buenos en campo contrario (sólo 81,3%) de todos sus partidos de esta temporada en la Champions League. Pero el sistema de Barcelona es dependiente de una precisa y meticulosa circulación de la pelota, sobre todo en el campo contrario. Confrontado con la organizada defensa colchonera, el Barca, por el contrario, realizó más pases largos (9,9%) que en toda la temporada.

Además, faltaba intensidad en los duelos (sólo 44% ganados), por lo que el Atlético recibió muchas oportunidades en contraataques peligrosos. En ningún partido el Barca tuvo un porcentaje tan malo en esta temporada de la Champions League – al igual que la media de acierto a portería con sólo el 33% que demuestra la mala noche de la delantera blaugrana.

En el partido frente al Granada los de Tata Martino exhibieron síntomas similares. Al no conseguir encontrar huecos en el centro defensivo del Granada, eligieron una medida completamente atípica: centros al área, donde los bajos delanteros Messi, Neymar y Pedro se vieron inferiores contra Tiago Ilori (1,89m) y sus altos compañeros. Sin embargo, el Barca realizó más centros (42) que todos sus partidos de esta temporada. También sus 10 remates dentro del área fueron señales de la impotencia del Barça contra la defensa nazarí. Sólo frente al Valladolid (4-1) realizó más (12).

Estas estadísticas demuestran que el Barcelona no se veía capaz de vencer al Atlético y al Granada con su estilo de juego habitual, por lo que usó otras armas. En definitiva, la maquinaria blaugrana que normalmente funciona como un aparato de relojería de repente se detiene. En la final de la Copa del Rey frente al Real Madrid debería funcionar sin problemas, si el Barca quiere aprovechar la última oportunidad de ganar un título esta temporada.


Artículos relacionados