thumbnail Hola,

Di María será de la partida seguro, pero el técnico no quiso despejar en qué posición. El malagueño y el vasco se disputan un puesto en la medular del Real Madrid

Hace unos días, nadie hubiera dudado ante la cuestión: Isco Alarcón será el titular en el Real Madrid en la final de Copa del Rey ante el Barcelona. Sin Cristiano Ronaldo, no quedaba el hueco a la zozobra. Ante la ausencia de un jugador tan talentoso, jugaría otro de igual perfil. Atacante, concretamente. Sin embargo, conforme se va acercando el momento de la final, la disyuntiva va creciendo: ¿y si en realidad juega Asier Illarramendi en la medular para así dar al centro del campo la consistencia que le faltó en el último Clásico?

La clave está en que, aunque Carlo Ancelotti no ha querido confirmarlo este martes en rueda de prensa, será Ángel Di María el que juegue como extremo izquierdo. En el puesto de Ronaldo. Como así lo hizo en Liga ante el Almería el pasado sábado. De forma que en la línea de medios podría entrar tanto Isco como Illarramendi. Y el propio Ancelotti no ha ayudado a solventar esta duda en rueda de prensa, sino todo lo contrario: “He decidido si jugará Isco o Illarramendi, pero no lo he decidido”, aseguraba en un tono socarrón.

Aunque no es menos cierto tampoco que, en rueda de prensa, el técnico merengue ha apostado por ser fiel a la filosofía del Real Madrid en varios momentos. “Es una final. No estamos planteando el partido para intentar bloquear al otro equipo, sino jugar nuestro partido, con nuestra identidad. Llevamos un año para jugar de una manera, y mañana vamos a intentar hacerlo. Creo que el Barcelona es un equipo que sigue atacando bien, con el control del balón. Está claro que su mejor cualidad es la posesión del balón, y para ganar este partido significa bloquearlo y tener más posesión nosotros”, explicó en rueda de prensa.

Lo que invita a pensar en que quizás Isco pudiera ser el elegido para poder desarrollar ese juego de posesión y de llevar en todo momento la personalidad del juego. Sin embargo, la duda se mantendrá seguramente hasta el mismo momento del pitido inicial. “Tenemos que considerar la posesión del Barcelona, que es muy buena, pero una calidad de nuestro equipo es tener la posesión eficaz del balón. Para hacer esto, necesitamos coraje y calidad, que son las cualidades más importantes para una final”, resumió en una de sus últimas intervenciones Carlo Ancelotti, que tiene en su mano el esquema con el que formará el Real Madrid este miércoles en Mestalla ante el Barcelona.





Artículos relacionados