thumbnail Hola,

El Barcelona hace llegar sus 'valors' a la FIFA

Una vez más queda al descubierto una nueva chapuza dentro del club catalán. A nivel institucional, la entidad presidida por Bartomeu se desintegra a una velocidad impresionante

Mientras los jugadores trabajan para ganar títulos, el Barcelona, como club, vive inmerso en una interminable cadena de graves errores que están ensuciando su imagen, como institución, de cara al exterior.

Primero fue Lionel Messi el que apareció en el plano extradeportivo con su supuesto fraude a Hacienda, luego el turbio fichaje de Neymar que aumentó de precio con el paso de las semanas tras darse a conocer algunas irregularidades y ahora una sanción de la FIFA al Barcelona por infracciones relacionadas con el traspaso y la inscripción de jugadores menores de edad.

En menos de dos años, la imagen de club modélico y ejemplar se ha ido derrumbando como si de un frágil castillo de naipes se tratase. Los "valors" que vendían desde el Camp Nou no han sido más que un gran trabajo de marketing. Tan solo el "Mès que un club" tiene aceptación en la actualidad, ya que únicamente un club que se cree más que eso puede ser capaz de pisar tantos charcos en tan poco tiempo.

Desde Barcelona han intentado tapar los últimos escándalos denunciando una campaña orquestada desde Madrid. Sin embargo, la sucesión de acontecimientos obliga a cambiar el discurso, ya que resulta poco creíble que tantas historias en tan poco tiempo surjan de una simple mano negra.

No se sabe todavía qué sucederá finalmente con la sanción de la FIFA. El Barcelona recurrirá, arreglará lo que tenga que arreglar y seguramente logre limpiar la chapuza. Lo que sí quedará en la memoria de todos es el hundimiento institucional de un club que no ha sabido estar a la altura de sus éxitos deportivos en una etapa que se anunciaba como la época dorada del barcelonsimo.

Artículos relacionados