thumbnail Hola,

Cristiano Ronaldo, Carlo Ancelotti y las cinco claves del Real Madrid en el Clásico

El argentino fue el salvador del cuadro blaugrana con un hat-trick. Del bando blanco destacaron el luso, pero también Di María y Benzema. Incluso Ancelotti, al que todos castigarán



1.- Benzema y Di María, ganadores merengues del Clásico

El Real Madrid fue ligeramente superior al Barcelona mientras estuvo en igualdad de condiciones. Y sobre todo, por el concurso de un Di María eléctrico en la medular y de un Benzema en estado de gracia en el área contraria. Falló dos goles que le podrían haber encumbrado, pero eso sí, marcó otros dos. Fueron los mejores en el bando local, con diferencia. De haber ganado, habrían salido a hombros del Bernabéu.
2.- La mejor Liga del mundo
Decían que no era una competición entretenida, y resulta que ahora no sólo es un torneo donde todos los equipos saben y quieren jugar al fútbol, sino que además va a tener emoción hasta el final, con Atlético, Barcelona y Real Madrid en apenas un punto. Quedan nueve finales. Literalmente. Mérito de los tres equipos. Los rojiblancos, por no rendirse nunca. Los blaugrana por esta doble remontada. Y los blancos, por esa racha de 31 partidos invicto. ¡Olé!
3.- Los árbitros no pueden ser responsables de todos los males'
El Real Madrid perdió una oportunidad de oro para reventar la Liga. Lo tuvo muy cerca con un 2-1 a favor, y un 3-2. Pero el Barcelona, y Messi en particular, resurgieron de entre sus cenizas. Con dos últimos goles de penalti, y todo a raíz de la expulsión de Ramos, que desniveló la balanza definitivamente. Cierto que quizás fuera demasiado castigo para los blancos en un partido equilibrado, que Busquets le pisa la cabeza a Pepe y que hubo disparidad de criterios para evaluar las faltas. Vale. Pero de ahí a hablar de manos negras en el campeonato, o solicitar cambios de árbitros hay un abismo considerable. Porque de igual manera, el penalti a Ronaldo podría ser fuera del área, o que Sergio Ramos y Xabi Alonso no se jugaran siquiera la posibilidad de cometer penalti. Pues también podría ser. Mal haría el madridismo en tirar por la borda todo el trabajo de estos cinco meses, focalizando todos sus problemas en los estamentos arbitrales.

4.- Ancelotti no es el culpable: llevó al R.Madrid a ganar 3-2
antes de la expulsión

Seguramente quede señalado tras este Clásico. Si no es por que el equipo perdió por dos veces la ventaja en el marcador, será por el cambio de Benzema, o por no haber ganado ningún Clásico ni derbi en Liga… pero los habrá que lo señalen. Injustamente. Es lo fácil, siempre. Y el caso es que Ancelotti quiso ganar al Barcelona con sus propias armas, y de ahí salió un partido entretenido, con cinco goles en una hora. Y el caso es también que el cambio de Benzema no es fruto de un ataque de entrenador, sino de una expulsión de un central. Once contra once, el Real Madrid ganaba 3-2 al Barcelona con su propio estilo. Que no se olvide.

5.- Un Messi celestial le ganó la partida a un voluntarioso Ronaldo
Llegamos a la quinta clave y hemos descargado de la culpa de la derrota a los jugadores blancos, al árbitro, e incluso al entrenador del Real Madrid. Entonces, ¿quién tuvo la culpa? Pues ni más ni menos que el Barcelona. Ni más ni menos que Lionel Messi. Y es que si es difícil jugar un cuarto de partido con diez ante cualquier rival, máxime si se trata del Barcelona. Siendo once contra once, el Real Madrid iba ganando 3-2, y un incansable Ronaldo ganaba la partida con el gol de la victoria momentánea, pero después de la expulsión fue imposible contener el resultado. Los culés no desaprovecharon la oportunidad. Al revés, se crecieron pese a ir por detrás en el marcador por dos veces. Y de eso sólo tiene la culpa el propio Barcelona.



Artículos relacionados