thumbnail Hola,

Real Madrid y Atlético de Madrid son los rivales a vencer esta temporada por el Barcelona que este fin de semana buscará su permanencia en la lucha por la Liga BBVA

El Barcelona visitará este domingo el Santiago Bernabéu con la ilusión, intención, ganas y esperanza de sacar los 3 puntos que lo hagan meterse nuevamente en la lucha por el título liguero que hoy parece estar más cerca de la capital española que de Can Barça. Esta será la primera final del Barça, pero sobre todo para el 'Tata' Martino, que metido en el ojo del huracán y señalado con un afilado dedo índice, deberá demostrar lo que tanto se habla fuera de los terrenos de juego: 'El Barcelona no está acabado'.

Volver a competir por el título más importante de España es el primer reto de los culés y conseguir los 3 puntos haría al técnico argentino respirar con mayor tranquilidad, porque de lo contrario, es casi seguro que le caerá todo el peso de las críticas, que están viendo como cargar con un solo culpable. A Martino quizás esto no le preocupa, en su natal Argentina las cosas son así también, tal vez peor y si la directiva azulgrana sigue apoyando al entrenador, entonces nadie tiene de qué preocuparse.

Si el Barcelona supera esta primera final, podrá respirar con un poco de más tranquilidad para entonces encarar la segunda, la del 1 y 9 de abril ante el Atlético de Madrid. Los azulgranas parten como favoritos, por el simple hecho de ser el Barcelona y su gran plantilla, pero el Cholo Simeone no lo pondrá nada fácil y cuenta con buenas armas para eliminar a los catalanes, si es que estos no tienen un par de buenas noches.

Este es el punto del Barcelona, tener una buena noche, porque plantilla y carácter tienen, pero no siempre las cosas les han salido como quisieran. Llegar a la semifinal de la Liga de Campeones es sin duda un objetivo innegociable del Barcelona con el técnico y suspender la prueba ante un equipo rival español puede pesar aún más que hacerlo ante un extranjero como el Bayern, Chelsea, United o Paris Saint Germain.

Gerardo 'Tata' Martino se ha preparado arduamente a lo largo de la temporada para estar vivo en todas las competiciones y luchar por los objetivos. La final de Copa del Rey la tiene asegurada, pero como es lógico, el rosarino no comprende por qué ese trofeo no es importante ganarlo, pero no ganarlo también puede desencadenar duras críticas. Los próximos días y semanas serán decisivos para el entrenador que necesita pronto comenzar a callar bocas antes de que los rumores sobre su partida este verano terminen por asfixiarlo y obligarlo a hacerlas maletas.


Artículos relacionados