thumbnail Hola,

Si marca el domingo, 'la Pulga' se convertirá en el máximo goleador de la historia de los Clásicos en todas las competiciones

Si pensamos en jugadores argentinos que hayan marcado la historia de Real Madrid y Barcelona, posiblemente los primeros que vengan a la memoria sean Alfredo Di Stéfano y Leo Messi –con perdón de un tal Diego Armando Maradona-. Actualmente, cincuenta años después de su marcha del Real Madrid al Espanyol, la Saeta Rubia se mantiene como el máximo goleador de la historia de los choques entre blancos y azulgranas, con 18 goles. Sin embargo, este récord lo comparte con su compatriota, Lionel Messi, que ha conseguido batir en otras dieciocho ocasiones al equipo blanco.

Así, si la Pulga consiguiese anotar este próximo domingo se colocaría como líder en solitario en este ranking de máximos goleadores en los clásicos. En lo que sí se impone Messi al presidente de honor del conjunto madrileño es en su promedio de tantos por partido, pues el rosarino consiguió sus dieciocho goles en veintiséis encuentros entre Liga, Copa del Rey, Supercopa y Copa de Europa (0,69 goles/partido). En las mismas competiciones, el genio de Barracas necesitó cuatro compromisos más para conseguirlos (0,6 tantos por encuentro).

Hablando de efectividad, sale a la palestra otro nombre que tendrá mucho que decir este domingo sobre el césped del Bernabéu. Cristiano Ronaldo, con 12 tantos en 20 clásicos y goleador en siete de los últimos 10 partidos entre Barcelona y Real Madrid (nueve tantos) iguala a Di Stéfano en sus 0,6 dianas por choque, a pesar de que, en el total, el portugués aún se encuentra a seis de los dos argentinos y que también lo adelantan en el ranking otros históricos de ambos clubes como Raúl (15), César, Puskás y Gento (los tres con 14).

En la lucha entre el argentino y el portugués, Messi es también quien menos tiempo necesita para marcar gol en los clásicos, pues el delantero de la albiceleste anota cada 130,5 minutos de juego entre Madrid y Barça, mientras que el delantero de Madeira requiere de 145,6 minutos de media para batir al guardameta azulgrana.

Sin embargo, el fútbol no es un deporte individual y no toda la responsabilidad ofensiva puede recaer en un partido tan importante sobre dos jugadores. Más teniendo en cuenta que tanto Messi como Ronaldo acumulan menos tantos que los que llevaban la temporada pasada a estas alturas en la liga (42 y 27 por los 18 y 25 de esta temporada, respectivamente). Así, quizá ambos equipos estén tentados de buscar respuestas en el partido de ida. Una retrospectiva que puede ser positiva para el Barcelona -pues Neymar no solo marcó, sino que también asistió en su debut en un clásico-, pero muy dolorosa para el Real Madrid, que ha perdido a Jesé para lo que resta de temporada. Un jugador que marcó su primer gol en Primera en el pasado duelo en el Camp Nou.


Artículos relacionados