thumbnail Hola,

El futbolista blanco tiene por delante un largo y tedioso proceso de recuperación plagado de incertidumbres

Jesé Rodríguez, jugador del Real Madrid. 21 años, canario de nacimiento criado desde los 14 años en la capital en busca del sueño de cualquier futbolista, triunfar en este deporte. Pocos son los que lo consiguen y justo cuando el delantero estaba logrando su sueño, la mala suerte se ha cebado con su futuro. Una grave lesión en el ligamento de la rodilla derecha ha truncado la excelente temporada que venía realizando y quién sabe si también su carrera en el Real Madrid.

El jugador ha viajado a Alemania para tratarse allí de su lesión de rodilla aunque da igual dónde sea operado. El tiempo de recuperación va a ser idéntico en cualquier país, ciudad o clínica hasta el punto de poder poner punto y final a su estancia en el conjunto merengue. Lo habitual es pronosticar unos seis meses de recuperación para los futbolistas afectados por esta aciaga lesión pero muchos médicos determinan que la recuperación no es total hasta los ocho meses. Hay diversidad de opiniones en cuanto a este tema pero todos ellos conducen a un mismo camino, y no es Roma: casi un año sin jugar.

Nada más conocerse la lesión se supo el alcance de la misma. Ahora, vamos a echar cifras para calcular cuándo Jesé podría regresar a la máxima competición. Siendo optimistas, el canterano blanco estaría a punto para disputar algunos minutos tras ocho largos y duros meses de trabajo duro con su rodilla. El parón será muy importante por lo que a estos ocho meses habrá que sumar otros tantos de aclimatación al ritmo del equipo y más para recuperar el nivel. A la hora de encontrarse más cómodo podría darse el caso de no recuperar sensaciones hasta pasados seis meses del alta. A estos, sumar quizás unos cuantos meses más para alcanzar un óptimo ritmo de competición.

En total, Jesé no volverá al Real Madrid hasta 2015. Este tipo de lesión siempre es la más fastidiosa para un futbolista. Hace perder la confianza en el propio cuerpo, en las posibilidades, y eso cuesta meses de tedioso esfuerzo recuperarlo. Las jornadas se convierten en torturas para el jugador viendo a sus compañeros competir sin poder ayudarles sobre el verde. El canario aún es joven y tendrá varios años para devolver lo que esta lesión le ha arrebatado pero quién sabe cuándo estará al 100% aquel futbolista que deslumbró con su excelso juego en el verde del Santiago Bernabéu. Poco le faltaba a los madridistas para corear en cada partido el nombre de su nueva perla pero esta lesión ha llegado en el peor momento.

¿Por qué ha terminado su carrera en el Real Madrid? Muy sencillo. Es conocido por todos que la exigencia en Concha Espina alcanza niveles tan extremos que futbolistas de la talla de Kaká, Robinho, Raúl y compañía han sido echados del club casi a patadas. El fútbol se tiene o no se tiene, pero en cualquier caso es conveniente mantener el nivel a estas alturas. Jesé ahora comenzaba a despuntar en el primer equipo y Carlo Ancelotti le estaba brindando los minutos que José Mourinho no le dio. Con todo, seguía siendo un suplente de lujo para este Real Madrid al que llamaba cada vez más a sus puertas este joven delantero tocado por la varita del talento.

La paciencia en el equipo merengue no es ilimitada. Un año, a lo sumo dos, puede aguantar Florentino y su cúpula el bajón de un futbolista de su talla pero nunca algo más. Özil por las dudas que generó salió en el pasado mercado por lo que este club no dudará en echar al canario si así lo estima su rendimiento. En él está la clave de su triunfo en el Real Madrid aunque sin duda lo tendrá realmente difícil para aclimatarse de nuevo al equipo. Un año fuera de su nivel no se lo quita nadie, con la salvedad de un milagro. En 2015 se verá hasta dónde la lesión ha mermado las posibilidades de este futbolista que prometía tanto y podría quedarse en eso, un quiero y no puedo.



Artículos relacionados