thumbnail Hola,

El equipo dirigido por Carlo Ancelotti llega al Clásico habiendo perdido el último partido el día 26 de octubre de 2013 ante el propio Barcelona en el Camp Nou

Muchos argumentos se escuchan y se leen sobre Carlo Ancelotti y el Real Madrid. Juego, técnica, presión, contraataques, jugadores, rotaciones… siempre lo mismo. El debate siempre estará ahí y es inevitable, es el peso que tiene el Real Madrid. Sin embargo, hay una cosa que es segura: el conjunto blanco llega mucho mejor al Clásico que el FC Barcelona.

Esto tiene una sencilla explicación, y es que el equipo merengue lleva 31 partidos seguidos sin perder con un balance de 26 victorias (27 si contamos el amistoso que jugó contra el PSG el pasado 2 de enero) y 5 empates. El conjunto de Concha Espina solo ha perdido 2 partidos en toda la temporada, y ambos en liga (contra Atlético de Madrid y el FC Barcelona). De hecho, la última derrota del Real Madrid data del 26 de octubre, precisamente en el Camp Nou en el último clásico. Dicho partido acabó 2-1 para el Barcelona.

Aún así, esta vez, parece que es el equipo de Ancelotti el que llega en mejor forma al partido. No ha perdido desde ese momento, mientras que el Barça ha bajado mucho el ritmo y ha perdido partidos vitales, sin contar la pobre imagen que ha mostrado en muchos de ellos desde entonces. Además el Madrid tiene una ventaja: juega en el Santiago Bernabéu (solo el Atlético de Madrid ha conseguido ganar en el coliseo blanco). El Real Madrid está obligado a ganar para alcanzar una ventaja de 7 puntos sobre los blaugranas, teniendo que preocuparse únicamente del Atlético de Madrid, inmediato perseguidor del líder a 3 puntos.

A pesar de las diferentes sensaciones que pueden prestar ambos equipos, es el equipo de Ancelotti quien ofrece más seguridad en los partidos en cuanto a la victoria, sin contar que en los últimos clásicos ha mostrado mejor cara que el conjunto culé en gran parte de los encuentros. Los del ‘Tata’ Martino suelen jugar peor fuera de su campo, pero hacerlo en feudo del máximo rival y acercarse al liderato es motivación suficiente para poder encarar un encuentro difícil y sacar algo positivo.

El Real Madrid viene tras varios partidos en los que jugaba poco, pero lo suficiente como para ganar a su rival. Sin embargo esto no vale para jugar contra un equipo como el FC Barcelona. No será el equipo de antes, pero aún tiene jugadores que, en cualquier momento, pueden romperte el partido, se llamen Iniesta, Pedro, Alexis… Nunca se puede dar a un equipo por muerto, y menos al que tiene a Leo Messi. Sí, el argentino parece en peor estado de forma que antes, pero en cualquier momento puede matarte el partido. No hay que olvidar que una fiera herida tiene mucho más peligro.

En definitiva, el Real Madrid viene en racha, más seguros y más confiados en poder ganar que el Barcelona. El 4-3-3 de Ancelotti parece haber dado la clave para el éxito con la letal delantera, el incansable Cristiano Ronaldo arriba y el implacable Modric en el centro del campo, pero no hay que olvidar que las rachas, tarde o temprano, se rompen.



Relacionados